Cuba te Cuenta

Entrevista a Ovidio Martínez Castellanos, ex – preso político

El pasado 20 de abril, Ovidio Martín Castellanos miembro de la directiva nacional de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), fue liberado tras 8 meses de encarcelamiento injusto dado que no se realizo ningún juicio. Casi desde el mismo día de su liberación, asumió nuevamente sus funciones al frente de la organización y hoy en medio de tantas ocupaciones nos dedicó parte su tiempo.

  1. ¿Quién era Ovidio Martín Castellanos antes de sumarse a la Unpacu?

Creé mi familia desde muy joven, y me inicié como emprendedor al margen de las leyes, sufriendo asedio por parte del cuerpo de inspectores ya que el estado cubano no permitía la actividad económica independiente.

  1. ¿Por qué decide hacer oposición y militar en las filas de la Unpacu?

Desde edad temprana ubiqué en mi mente y corazón al gobierno cubano como máximo responsable de la precaria situación que vivía el pueblo en general; y en el año 1991 fui llevado a prisión acusado de “propaganda enemiga”, por colocar un cartel frente a mi vivienda con la frase: “Abajo Fidel y el comunismo.” Al salir de prisión traté en varias ocasiones tratar de emigrar de forma ilícita y en 1996 fui arrestado nuevamente, condenando a 4 años de prisión esta vez por Intento de “salida ilegal del país”.

En este tiempo de encierro estudié la Biblia, y determiné iniciarme como Testigo de Jehová, por ser precisamente una religión que desde aquel entonces no mostraban sumisión al régimen cubano.

Luego de cumplir mi sanción busqué afiliarme a grupos opositores, pero solo conocí de aquellos que buscaban evidencias para salir del país como refugiados políticos. No fue hasta octubre del año 2011 que supe de la creación de una organización llamada la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) fundada por un expreso político, ex militante del Movimiento Cristiano de Liberación (MCL).

Visité el poblado Palmarito de Cauto, y conocí a José Daniel Ferrer García y me alegro hasta hoy por hacerlo, pues sus objetivos de lucha estaban extremadamente claros. Ferrer a pesar de haber permanecido 8 años preso decidió no salir del país, sino quedarse y luchar desde aquí por el respeto a los derechos humanos, la democracia y la libertad de Cuba.

  1. ¿Cómo fueron los primeros tiempos en Unpacu en los años 2012-2013 con respecto a la represión y la vida social en su comunidad?

A finales de 2011 realizamos nuestra primera marcha pacífica junto a familiares y vecinos que se habían sumado a la organización. De inmediato se desató una cruda represión en contra de nosotros y a manos de brigadas de respuesta rápida, policía política, antimotines, etc. Los ataques iban desde actos de repudios y vandálicos hasta piedras, asfalto e incluso excrementos.

Pero nuestra contestación fue mucho más contundente, en febrero 2012 fundamos la primera célula de Unpacu, “Wilman Villar Mendoza”, primer mártir de la organización que murió tras una larga huelga de hambre en protesta por su injusta encarcelación y las torturas de las que estaba siendo víctima.

En poco tiempo, la organización tomó gran auge entre la población santiaguera y como resultado llegamos a crear 8 células en Santiago de Cuba en solo un año.

  1. En el año 2013 es nombrado miembro de la Dirección Nacional de la Unpacu y al año siguiente es invitado por primera vez a los Estados Unidos por organizaciones no gubernamentales, al volver a la isla como lo recibió su comunidad.

Como te decía los años 2012-2013 fueron muy represivos, pero también productivos. Logramos llegar a diferentes comunidades y municipios santiagueros. Tuve el honor de ser nombrado miembro de la Directiva Nacional en esa fecha, ya para ese entonces UNPACU se había convertido en un gran problema para la dictadura ya que había agrupado a varias organizaciones de la sociedad civil independiente, contaba con más de 5000 afiliados y con presencia en la capital y otras provincias del país.

Al año siguiente fui invitado a Estados Unidos por la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), y en mi ausencia la policía política realizó una campaña de descrédito y difamación en mi contra, buscando desanimo en activistas y vecinos de mi comunidad, diciéndoles que no regresaría a Cuba.

A mi retorno solo parafraseé al apóstol José Martí, “el verdadero hombre no mira de qué lado se vive mejor sino de qué lado está el deber”. Y con mi regreso demostré que, si se puede, y que el objetivo no era huir sino enfrentar los obstáculos, y luchar por lograr tener dentro lo que millones de cubanos han ido buscando en otras tierras.

  1. Por protagonizar decenas de protestas públicas en contra del régimen en la ciudad de Santiago de Cuba, Ovidio Martin se convierte en uno de los opositores más emblemáticos del oriente cubano, pero esta connotación también le hace blanco fundamental de los órganos represivos del régimen que en agosto de 2017 lo llevó a prisión. Cuéntenos su experiencia.

Unpacu como de costumbre planificó una excursión en las vacaciones de 2017, el régimen temeroso por el nivel de convocatoria que hemos demostrado militarizó la zona donde nos encontrábamos y realizó un operativo policial, aun en presencia de varios niños. En mi caso fui golpeado y detenido, acusado del falso delito de “atentado”. Estuve 8 meses en la prisión de máxima seguridad Mar Verde en Santiago de Cuba, a la espera de una farsa judicial. Todo este tiempo fue de constante represión, sufrí golpizas, celdas de castigo, etc. Y finalmente el pasado 20 de abril fui puesto libertad. Y aquí estoy, con más firmeza que nunca.

Tengo que decir que me siento muy orgulloso de mi familia y de la organización que represento, que no retrocedieron en la defensa de mi libertad. También a todos aquellos hermanos del exilio y en especial a la FNCA por su inmenso apoyo.

  1. ¿Qué mensaje le envía al pueblo de Cuba en el actual contexto de traspaso de poder de espaldas a los ciudadanos?

“Casualmente” fui liberado un día después del traspaso de poder, un día después que Raúl Castro nombrara a Díaz Canel como presidente de Cuba. No puedo asegurar cual es la mentalidad de las nuevas generaciones que están en la nomenclatura del régimen, pero, aunque sea de cambio es casi imposible que puedan llevar a cabo cualquier reforma democrática con Raúl Castro a la sombra. Mi mensaje por ende va dirigido al pueblo de Cuba; el cambio está en nuestras manos, exijámosle de una vez y por todas al régimen el derecho a decidir nuestro futuro. Demandemos un plebiscito donde cuente la palabra de nosotros, y resolvamos en las urnas un futuro mejor para todos los cubanos.

Katherine Mojena

Miembro de la directiva nacional de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) y editora audiovisual. Es responsable de la atención a los presos políticos en el oriente del país. Medios de prensa como Martí Noticias, TV Martí, Cubanet, América TV, y Diario de Cuba han publicado varios de sus trabajos y videos.

Comentario

Facebook

Suscribete al Newsletter

Síguenos

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.