Cuba te Cuenta

El estrés de la juventud cubana, sí, es inevitable

El pasado miércoles 13 de junio, el periódico Granma publicó un artículo de Elena Milagros Godinez Dalmau, estudiante de Periodismo de la Universidad de La Habana. El escrito titulado Estrés juvenil: ¿inevitable? alude ¿qué significa el estrés para los jóvenes?, algunas de las causas y consecuencias. En principio aborda términos generales del asunto, pero más adelante se refiere específicamente a la juventud cubana.

En el artículo publicado en Granma, Iralmis Ramírez Herrera, estudiante de la Universidad de Ciencias Médicas, afirma que uno de los principales motivos por los que se siente estresada es “La acumulación desmedida de obligaciones estudiantiles con muy poco tiempo para realizarlas y que requieren de una preparación suficiente como para obtener buenos resultados”.

Los jóvenes cubanos no son como los de otras partes del mundo, son especiales en cuanto a modo de vida, estudio y trabajo. Por consiguiente, las causas de estrés también son muy específicas. Cuba tiene dificultades adicionales que perjudican directamente a la juventud;  problemas políticos, económicos y sociales que añaden nuevos motivos para estar estresados, aunque en el artículo se dice que la fatiga intelectual es una de las principales causas del padecimiento, lo cierto es que esta cuestión se vuelve accesoria ante la escasez de recursos, la falta de libertades y oportunidades, las casi nulas expectativas de vida y las otras tantísimas preocupaciones que atormentan a los más jóvenes.

Cuba sobrevive bajo un régimen totalitario desde hace casi 6 décadas y esta situación ha traído consigo nefastos efectos para la población. De los más afectados, los jóvenes que empiezan su vida sin poder trazarse metas y objetivos académicos o profesionales que le aseguren prosperidad en su futuro, las pésimas condiciones no se los permiten. Lo que sería básico para muchos en el extranjero, es casi imposible de obtener para los cubanos, cientos de jóvenes se han visto obligados a abandonar los estudios porque sus padres no pueden calzarlos ni vestirlos. Esta frustración los ha llevado a tomar caminos incorrectos como la prostitución u otras prácticas ilegales incluidas la venta de drogas.

“Ante el estrés, muchos jóvenes presentan cambios de humor (…)” asevera por su parte la joven Patricia Guerra Soriano, según el artículo publicado en Granma. Si es cierto, se evidencia diariamente el mal humor de los jóvenes, tanto es así que la mayoría de los actos violentos a lo largo y ancho de la isla son protagonizados por jóvenes, entre asesinatos, abusos domésticos, riñas callejeras etc. Las alarmantes cifras de violencia a las que Patricia Guerra llama “cambios de humor” creo que desgraciadamente ya no son solo un resultado más del estrés, sino que se han convertido en un serio patrón que sigue un gran número de la población juvenil y tienen como desencadenante varios factores, entre ellos uno de los más importantes es la falta de espacios que garanticen una recreación sana. El estado prefiere destinar recursos para abarrotar de bebidas alcohólicas todas las fiestas populares antes que financiar proyectos de cine, teatro o parques temáticos que no son nocivos sino más bien un invaluable aporte cultural para la juventud.

“La fuerza que nos ayuda a avanzar en nuestra vida”, así define el estrés una investigación mexicana titulada “El Estrés, como repercute en la adolescencia “(2015. Desafortunadamente tampoco concuerdo con esta afirmación si de hecho se refiere también a la juventud cubana, puesto que, en Cuba, aunque des el más último de los esfuerzos, no avanzas, y no influye el que seas o no profesional. Los míseros salarios, la corrupción, las leyes que no apoyan al ciudadano, las organizaciones que para nada defienden los intereses de los obreros son razones más que suficientes para que todos, no solo los jóvenes, se sientan frustrados y no realizados. En Cuba el estrés excesivo lejos de ser un motor impulsor es una condición que deviene en hipertensión arterial, patología que ha provocado infartos cardíacos y cerebrales. En Cuba el estrés causa muerte, no desarrollo.

“Algunos buscan refugio en las nuevas tecnologías, computadoras y celulares” para olvidar el estrés, continúa la investigación mexicana. Lastimosamente en un país como Cuba donde el salario medio de un trabajador no cubre ni siquiera las necesidades básicas. Adquirir equipos tecnológicos es un lujo que muy pocos se pueden dar. “Despejarse un poco” se hace mediante otras alternativas que buscan los jóvenes y casi siempre no son tan inofensivas.

La vida en Cuba es complicada en exceso por lo que ningún estudio hecho en otro país es aplicable porque no comparte la misma realidad que los cubanos. Los que se dediquen a hablar del estrés tomando como referencia un sector tan importante y a la vez tan sensible de la sociedad, deben tener en cuenta lo que afecta a la mayoría, porque exponer modos de vida que solo comparten algunos no es fidedigno, además resulta irresponsable y apático omitir las causas reales del problema y atribuir en su lugar otras secundarias que solo se adhieren a las legítimas.

Yadira Serrano

Joven activista de derechos humanos y miembro del Frente Juvenil de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu). En su organización se desempeña como tuitera y facilitadora de talleres.

Correo: yadiraserran@gmail.com

Comentario

Facebook

Síguenos

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.