Cuba te Cuenta

No vuelvo ni amarra´o

Ante la postura del presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, de no permitir que los médicos cubanos trabajaran en condiciones de esclavitud, el Gobierno cubano decidió salirse por completo del programa “Más Médicos” sin preguntar a sus galenos que opinaban al respecto.

Un médico santiaguero, que pide el anonimato para evitarse una sanción o la expulsión de su centro de trabajo, dice al respecto: “si hubiese estado en ese momento en Brasil, ante la decisión de volver a Cuba, no vuelvo, ni amarra’ o”, y las razones son muy conocidas. Desde el comienzo, los estudiantes de medicina, realizan gran esfuerzo y sacrificio para sacar adelante su carrera, no solo por lo difícil que resulta esta opción, por las guardias y el poco descanso, sino por la mala alimentación, el pago de un mediocre estipendio que no alcanza ni para el transporte del mes, la falta de ropa y calzado, etc. “Soy realista y consciente de nuestra amarga realidad, y de lo triste y penoso que resulta, que un médico cubano deba vivir esperanzado a la misericordia de los pacientes, de sus regalos” lamentó.

Durante la conversación intervino otra doctora, que también prefiere el anonimato, y quien ya ha cumplido en dos ocasiones las llamadas misiones internacionalistas: “trabajamos por la miseria que nuestro Gobierno nos paga mientras se quedan con la mayor parte de nuestro salario, y ni siquiera nos permiten llevar a nuestros familiares con nosotros, para mantenerlos en calidad de rehenes y obligarnos a regresar al país, convirtiéndonos en víctimas de coacción extraeconómica. Cuando fue de misión, tenía a mi hijo muy pequeño, por eso regresé. Si hubiese sido ahora, me quedo”  afirmó.

Muchos médicos cubanos han desertado de las misiones médicas en el extranjero y según confirmó el medio digital Diario de Cuba, hasta el 3 de diciembre, 850 médicos no habían embarcado en los vuelos programados de retorno a su país.

En una entrevista al medio digital, Radio y Televisión Martí, el médico Raymond García aseguró que funcionarios cubanos visitaron a su madre para pedirle que le convenciera de volver, incluso las autoridades del Departamento de Cooperación Médica del Ministerio de Salud Cubano llegaron a decirle que no podría verlo dentro de ocho años. También declaró al sitio The Associated Press: “No tengo opción. Allá la vida está muy limitada…No quiero volver para pasar pobreza ni castigar a mi hijo y mi mujer (brasileños), no se lo merecen”.

Por otra parte, la doctora Dayaimy González decidió pedir asilo político en Brasil y en un video en YouTube explicó: “Después de que nuestro país decidió retirarse sin preguntar nuestra opinión, decidí ser una cubana libre… No digo que fuera fácil, fue la decisión más difícil del mundo porque pensé en mis dos hijas. No obstante, entre lágrimas, aseguró que no se arrepiente de nada. Ocho años es el precio que me toca pagar por la libertad mía y de mis hijas pues. Amo a mis hijas, amo a la patria, mi anhelo es regresar allá. Siento una rabia inmensa por esa ley que nos prohíbe ir allá¨, agregó.

Diariamente salen a la luz a través de las redes sociales y medios periodísticos, numerosos testimonios realizados por estos galenos denunciando las arbitrariedades realizadas por coordinadores regionales de su brigada y las presiones por las autoridades cubanas a sus familiares. Todos, ratificando su compromiso ético con la verdad, desmintiendo al Gobierno cubano y argumentando unilateralmente, que el Gobierno cubano decidió abandonar el programa no por irrespeto u ofensas a los médicos, sino por la intensión de Bolsonaro de modificar los términos del programa en beneficio de los derechos de nuestros profesionales y de sus familiares.

La organización política, Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), a través de YouTube manifestó el poco respeto que el régimen manifestó hacia la mano de obra que más le aporta anualmente. Explicaron que solo reafirman el afán de tener en su poder esclavos a los cuales pueda seguir captando, transportando y explotando recurriendo al abuso de poder que tienen sobre sus ciudadanos y a su situación de vulnerabilidad económica.

La UNPACU también felicitó a aquellos médicos que optaron por ser libres y les exhorta a que no tengan miedo a seguir luchando por sus sueños, con mucho esfuerzo y sacrificio, pueden alcanzar todas sus metas. Y a los que regresaron, por las amenazas o por ser agentes del Departamento de la Seguridad del Estado cubano, les exhortó a pensar, recapacitar y perder el miedo a ser libre.

Nelva Ortega

Joven de Santiago de Cuba. Doctora en Medicina y activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU). Responsable del Proyecto de Salud de su organización que beneficia a las comunidades santiagueras.

Comentario

Facebook

Síguenos

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.