Cuba te Cuenta

En Cuba la cuenta no da

Una vez más, el Gobierno cubano insiste en tomar medidas que al contrario de ayudar, asfixian al pueblo trabajador. A pesar de las quejas de la población por los bajos salarios y los altísimos costos de los bienes y servicios. Prueba de ello, es la resolución 213/2018 del Ministerio de Finanzas y Precios publicada en la Gaceta Oficial número 61 Ordinaria con fecha 24 de diciembre último, y puesta en vigor el pasado jueves 10 de enero, como parte de la actualización del modelo económico y para avanzar en el perfeccionamiento del trabajo en la Empresa de Ómnibus Nacionales. Dicha resolución establece el pago del exceso de equipaje en dicha empresa, según el sitio oficialista Cubadebate.

La medida “responde al reclamo de la población, unido a lograr mayor disciplina y orden en la transportación”, expresó Alberto Ramos, director general de Ómnibus Nacional, en declaraciones a la prensa. Además, puntualizó que lo permisible exento de pago es 20 kilogramos (kg) para los mayores de 12 años; y señaló el incremento de hasta 30kg más, regidos por tarifas progresivas como parte del servicio vinculado al boleto de viaje.

Desde  esta fecha, los pagos quedaron fijados de la siguiente manera: 5 kg por encima del peso exento de pago equivalente a 50 pesos moneda nacional, si son 10 kg por encima equivalente a 150 pesos, 15 kg de más igual a 300 pesos, y quien transporte 30 kilogramos, que es el máximo establecido, tendrá que pagar 750 pesos, puntualizó el directivo.

“Este servicio se ofrece ya en las 126 terminales, agencias y estaciones del país, lugares en los que están creadas las condiciones para el pesaje de las valijas. También, como parte de la nueva disposición, el equipaje será personal e intransferible, y los viajeros que hagan transbordo, deberán conservar el comprobante por el importe abonado, o de lo contrario pagarán nuevamente el servicio”, destacó Aidel Linares León, director comercial de la entidad.

Como era de esperarse, la puesta en vigor de esta resolución ha generado gran descontento en la población. Las personas creen exuberantes los precios y una falta de respeto que se le atribuya al pueblo la responsabilidad de la medida. “Todo está manipulado, las personas pedían que se permitiera llevar sobrepeso, pero no a este precio desmedido, nadie está loco, eso es una justificación”, afirmó Ivernalis Poulot Zamora, vecina del municipio Songo La Maya, en Santiago de Cuba.  “Esto es abusivo, no les parece suficiente el pasaje tan caro, ahora si vas a visitar a tus familiares en otra provincia, inclusive a Guantánamo que está tan cerca, no puedes llevar prácticamente nada”, concluyó.

Por otra parte, esta resolución no exime a provincias que se encuentran próximas, como, por ejemplo, el tramo La Habana-Matanzas o Santiago-Guantánamo, y acerca de este tema, pasajeros han cuestionado el hecho de que precisamente no haya variación en el importe dependiendo de la distancia del viaje, asegura la Agencia Cubana de Noticias (ACN). Las nuevas medidas son aun más criticadas por la población debido a que la escasez de alimentos trae consigo que los pasajeros tengan que cargar la canasta básica que consumirán en el lugar al que van a visitar, también con el objetivo de abaratar la estancia.

El “Gobierno” cubano acostumbra “resolver” las quejas e inquietudes del pueblo con medidas que resultan problemas nuevos y más graves para los ciudadanos. Asimismo ocurrió cuando el 19 de diciembre de 2014 se aprobó el Decreto No. 320 que autorizó la venta liberada de autos en agencias estatales, ¿pero a qué precio? En ese mismo año, un Peugeot 508 figuraba a US$262.000, ocho veces más de su costo en el Reino Unido. Y en el caso de un Peugeot 206, con 5 años de uso, el costo era de US$85 000, de acuerdo con datos ofrecidos por el sitio digital, BBC News. Ahora, después de 5 años, las vidrieras de las tiendas continúan siendo cómplices de los que alucinados pasan y observan los mismos autos y los mismos precios que para nada han mermado, ni siquiera por las exigencias del paso del tiempo.

Por otra parte y más reciente está la conexión a internet por los datos móviles para los teléfonos de tercera generación. La Empresa Estatal de Telecomunicaciones S.A. (ETECSA), única de su tipo en Cuba, estableció la siguiente tarifa para los usuarios que deseen contratar el servicio: Paquetes de 600 Megabytes = 7 CUC, de 1 Gigabytes (GB) = 10 CUC, de 2.5 GB = 20 CUC y de 4 GB por 30 CUC. Vale destacar que la conexión continúa siendo bastante lenta e inestable, además de que es muy difícil descargar datos, como fotos o videos porque esto significa tener que comprar varios paquetes al mes. Nuevamente, el Estado se valió de las demandas de los consumidores para sacar provecho. Aun se mantiene la opción, no menos costosa y lenta de 1 hora de conexión por 1.00 CUC en puntos wifi y salas de navegación.

Sin lugar a dudas, el alto costo de la vida en Cuba parece no dar tregua. ¿Qué hacer cuando los precios de todos los bienes y servicios sube, pero el salario sigue siendo el mismo? Esta interrogante les martilla diariamente el pensamiento a todos los cubanos que dependen de un salario, que como promedio continúa sin superar los 20.00 CUC, pero lo más triste es que la mayoría tiene que acatar, por necesidad y falta de opciones, las absurdas disposiciones del Gobierno cubano.

Yadira Serrano

Joven activista de derechos humanos y miembro del Frente Juvenil de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu). En su organización se desempeña como tuitera y facilitadora de talleres.

Correo: yadiraserran@gmail.com

Comentario

Facebook

Síguenos

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.