Cuba te Cuenta

Cuba: La represión en tiempos de “referendo”

La opositora Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), con sede en Santiago de Cuba, se encuentra sumergida junto a decenas de organizaciones de la oposición del interior y el extranjero en la campaña de votar por el No en el referéndum constitucional del 24 de febrero, que convocó el Gobierno comunista de Cuba.

Hace unos días, el 11 de febrero a las 6 a.m.  fueron asaltadas y robadas 8 viviendas de familiares y activistas de la UNPACU, por alrededor de 200 efectivos de tropas de asalto, policía nacional y altos mandos del Ministerio del Interior (MININT). Sin orden de registro y de forma simultánea rompieron las verjas de las sedes asaltadando, golpeando, esposando y deteniendo arbitrariamente a más de 30 activistas, familiares. Entre los detenidos se encontraban Nelva Ismaray Ortega con con 25 semanas de gestación y su abuela postrada en silla de ruedas. José Daniel Ferrer Gracias, líder de la organización, fue golpeado por el estómago y la cabeza durante su detención. Además, durante los allanamientos varios activistas y familiares fueron desnudados y requisados, entre ellos la hermana de la coordinadora de UNPACU, Katherine Mojena Hernández, quien es una menor de edad.

Durante el operativo fueron robados miles de documentos y decenas de equipos empleados en la campaña del No a la Constitución Comunista, como laptops, móviles, equipos inalámbricos comprados al Estado, cámaras, discos duros, impresoras, memorias usb, pegatinas, pulloveres y hojas, así como materiales de los proyectos juveniles que desarrolla el frente juvenil de UNPACU con el apoyo de IPL. También ocuparon ilegalmente medicamentos, vasos, platos, cucharas y los alimentos que habían sido comprados días atrás para alimentar a más de un centenar de activistas que trabajan diariamente en la sede y a familias necesitadas. Por último, destruyeron televisores, antenas, puertas, rejas, ropas, etc.

Según Ferrer García, efectivos de la policía política robaron una lista con los datos de 600 observadores electorales que tenía planificado la UNPACU desplegar el domingo 24 de febrero para denunciar las irregularidades de referendo.

Una de las ocho viviendas registradas fue la de la Coordinadora UNPACU, Katherine Mojena Hernández, quien denunció en su cuenta de Facebook: “Ver las fotos que he subido estos años, me ha hecho sentir melancolía, pues son las únicas que quedan después del asalto que sufrí. Pero también me hicieron recordar nuevamente por qué y por quiénes lucho. Claro que no se me va a olvidar los desastres que dejaron en mi casa, ni toda la información que perdí y con la que he trabajado durante años, recordaré con tristeza el suceso cada vez que quiera ver videos de mis niños de meses o mi boda y no puedan porque ya no están. Aún no tengo respuestas para mi hijo mayor que me dice, mamá esos no son policías son ladrones disfrazados, ni para mi niño más pequeño que me pregunta por qué no le pongo sus animados preferidos. Me duele mucho que mi hermanita de 16 años recuerde con vergüenza como la desnudaron y registraron como delincuente. Pero eso sí, no lograron llevarse mi dignidad, mi decisión de luchar, mi necesidad de vivir en libertad. Eso no me lo podrán quitar porque lo llevo en mi mente y corazón.”

Después del registro en la sede de la organización, la policía política desplegó un fuerte operativo de varias decenas de efectivos militares y drones a ambas esquinas de la calle, bloqueando el paso de vehículos, de vecinos de otros barrios, y golpeando y deteniendo a miembros y simpatizantes que intentan pasar o salir. El activista y menor de edad José Daniel Ferrer Cantillo y el vecino y simpatizante Iam Gámez han sido víctimas de este estado policial en la zona.

EL 22 de febrero, la sede nacional de UNPACU en Santiago de Cuba fue visitada por la encargada de Negocios de la Embajada de los Estados Unidos y aunque retiraron todo el aparataje policial antes de su llegada, mantuvieron los drones volando cerca.

En protesta a los asaltos y robos contra los que impulsan la campaña #YoVotoNo contra la constitución comunista, José Daniel Ferrer García inició una huelga de hambre a la que se han unido 131 activistas de toda la isla, mayormente de Santiago de Cuba.

Del 8 al 23 de febrero, la policía política realizó más de 20 allanamientos a distintas sedes de la UNPACU, en diversas provincias del país. Eliécer Góngora Izaguirre, coordinador de la organización en Jobabo, Las Tunas fue secuestrado y desterrado a la fuerza a Guyana. Por otra parte, los activistas Edilberto Arzuaga Alcalá, Rafael Puentes Creme y Eider Alen Frometa fueron encarcelados arbitrariamente desde que inició la campaña por el No.

Ernesto Oliva

Joven activista de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), tuitero y editor audiovisual. Reside en Santiago de Cuba.

Comentario

Facebook

Suscribete al Newsletter

Síguenos

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.