Cuba te Cuenta

La explotación infantil en Cuba

La educación pública es uno de los argumentos que más enarbolan los defensores del castrismo como logro del Gobierno comunista que durante los últimos sesenta años ha dominado la nación caribeña. Sin embargo, en ella hay puntos muy oscuros que la propaganda oficial del régimen ha venido esforzándose por ocultar. Se trata del trabajo infantil, o mejor definido como explotación infantil.

Bajo el eufemismo “Plan escuela al campo” las autoridades del ministerio de educación envían todos los años a miles de estudiantes a trabajar en la agricultura sin derecho a remuneración. Esta actividad tiene 45 días de duración y generalmente se desarrolla en el primer trimestre del curso escolar. En ella están obligados a participar todos los estudiantes de secundaria básica y preuniversitario, que oscilan entre 11 y 17 años de edad. En la mayoría de los casos son destinados a cosechar café.

Hay muchos argumentos que indican que estos trabajos son obligatorios para los estudiantes, pero sin dudas el más elocuente es que de su participación depende, en buena medida, obtener o no una plaza en la enseñanza preuniversitaria u otra especialidad en el caso de los estudiantes de secundaria, y en el caso de los de la enseñanza media, es un elemento de peso para el escalafón de asignación de carreras universitarias.

Además de la no remuneración, otro elemento distintivo de esta práctica de explotación es que a los adolescentes que la desarrollan no se les garantiza los instrumentos, la alimentación, la ropa, ni el calzado necesario para desarrollar este difícil trabajo de campo. Los familiares de los estudiantes años tras años cuestionan esta carencia de condiciones, entre otras cosas, por el gasto económico que deben hacer para asistirles con alimentos y otros productos de primera necesidad.

Los estudiantes son alojados en esta etapa en zonas boscosas de muy difícil acceso. Los albergues se encuentran en pésimas condiciones tanto higiénico-sanitarias como de infraestructura porque llevan mucho tiempo de uso y sin un adecuado mantenimiento, enfermedades contagiosas como el Dengue, Zika y Chikungunya, etc. Durante este periodo a los jóvenes se les imponen diariamente metas de producción que deben cumplir, o de lo contrario, les son aplicados castigos como trabajos domésticos excesivos, limitación de su capacidad de movimiento y amonestaciones públicas.

Las malas condiciones del transporte en Cuba junto a la falta de calles para acceder a estos campamentos han generado en muchas ocasiones lamentables accidentes donde han sido lesionados y han perdido la vida estudiantes, maestros y familiares. De esto no se hace eco ningún medio de prensa oficialista.

Solo pueden evitar el “Plan escuela al campo” sin temor a represalias aquellos estudiantes que por enfermedad estén imposibilitados de trabajar. También, los hijos de personas adineradas o con un alto cargo en el Gobierno, reconociendo que en el socialismo castrista no todo somos iguales, que esta imagen de país igualitario, humilde, que respeta los derechos del niño expuestas ante el mundo, es falsa.

En la Declaración Universal de Derechos Humanos (DUDH), de la cual Cuba es firmante, en los artículos 4 y 5 se expresa que nadie deberá ser sometido a la esclavitud ni la servidumbre, nadie será sometido a torturas ni tratos crueles, inhumanos o degradantes. Sin embargo, obligar a estos niños a asistir a la recogida de café e incluso ponerles metas diarias a esta difícil tarea, es una forma más de violar los derechos humanos. Esto demuestra que la educación en Cuba es función única del Estado, pero para nada es gratuita. Las escuelas son centros de adoctrinamiento comunista y los padres no pueden escoger la educación que desean para sus hijos.

Arianna Ávila

Joven activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU). Ha participado en talleres sobre democracia, liderazgo, comunicación, redes sociales, etc. En el 2015 recibió en Trinidad y Tobago formación sobre cómo agendar una agencia de prensa.

Comentario

Síguenos

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.