Cuba te Cuenta

¿De la protesta a la disculpa?

La policía cubana desató una violenta represión contra estudiantes de medicina procedentes de El Congo en las últimas semanas. Estos jóvenes que cursan estudios en la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana, han sido enfrentados con excesiva dureza por las fuerzas del orden cubanas, a causa de las protestas que vienen llevando a cabo desde finales del mes de marzo.

Aunque al principio la prensa oficial nacional no se hizo eco del suceso, el hecho no pasó desapercibido para muchos cubanos. A partir de este momento la policía se ha mantenido impidiendo el acceso de los estudiantes a la embajada, por lo que estos decidieron continuar con sus protestas desde su residencia en la sede universitaria.

Los reclamos de los alumnos se extendieron a las pésimas condiciones en que viven en la residencia estudiantil, y a la mala calidad y poca cantidad de la comida que reciben en Cuba, según destacaron varios medios internacionales. Todo esto, sumado a que llevaban varios días sin asistir a clase y cercados en sus residencias por las autoridades cubanas, hizo que la situación tomara un cariz más agresivo. Es por eso que el lunes 8 de abril los incidentes adquirieron formas violentas, lo que requirió, según un comunicado difundido alrededor de las 11:00 pm de ese día por el Ministerio de Salud Pública (MINSAP), la intervención de las fuerzas del orden público.

El comunicado, que fue publicado en el diario Granma (órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba), fue la primera referencia que hizo la prensa oficial sobre una crisis que se prolongaba desde hacía varias semanas. En Cuba Debate, otro medio oficialista cubano, se informó que durante las protestas algunos estudiantes lanzaron piedras, dañaron mobiliario de la residencia estudiantil y agredieron a agentes de la policía. Sin embargo, la actuación de la policía generó duras críticas.

Las protestas continuaron el martes 9 de abril, y en consecuencia con la advertencia transmitida en el comunicado hecho por el MINSAP de que “tales indisciplinas no serían toleradas”, y que se adoptarían las medidas pertinentes en correspondencia con la legislación vigente en Cuba, más de un centenar de policías y fuerzas especiales antimotines se desplegaron en las inmediaciones de las residencias estudiantiles, donde se llevaban a cabo las protestas.

En los videos recogidos sobre los hechos, que circulan a través de las redes sociales, se muestran momentos de mucha intensidad entre los estudiantes y los uniformados. En uno de ellos se puede ver a dos agentes de la policía, uno que lucha cuerpo a cuerpo con un joven estudiante hasta que ambos caen al suelo, y otro que saca su arma para apuntarle directamente a otro joven que se acercaba para aparentemente separar a los contendientes. En otros videos se observan a los agentes de la policía hacer uso de espray de pimienta y atacar con perros entrenados a los jóvenes que escapaban por las inmediaciones universitarias mientras decenas de estudiantes gritaban.

Hasta el momento se desconoce la cifra de detenidos o si la intervención policial de ese día dejó heridos y lesionados, pero algunas publicaciones hechas en las redes sociales por los estudiantes congoleños aseguran que varios de ellos debieron ser trasladados a urgencias tras la represión policial, según apuntó el Nuevo Herald.

Toda esta situación ha generado un sinfín de comentarios en la plataforma de internet, pero uno de los sensibles fue el mensaje que publicó en Twitter la activista cubana Rosa María Payá, donde dijo: “No sólo los cubanos son víctimas de represión. La dictadura castrista impone su poder empleando la violencia, sea en contra de los manifestantes en Venezuela o contra los estudiantes del Congo que reclaman el pago atrasado de sus becas en Cuba”.

Tal y como informó el sitio periodicocubano.com, “la huelga continuaría hasta que paguen” expresaron los estudiantes congoleños; mientras, todos los campus extranjeros continuaban siendo cercados por la Policía cubana para impedir la salida de estos jóvenes estudiantes africanos. No obstante, medios oficialistas cubanos comenzaron a difundir un comunicado publicado el miércoles 10 de abril a nombre de los estudiantes congoleños, donde estos pidieron disculpas al pueblo cubano por los incidentes ocurridos durante las protestas.

En el documento se culpa a la República del Congo como único responsable por la huelga estudiantil, y en el mismo se declara que abandonados por las autoridades congoleñas, el único amparo y apoyo que han recibido estos becarios ha venido de Cuba, que los actos de violencia fueron entre estudiantes que estaban a favor de la huelga otros que querían terminarla para asistir a clases, y que las palabras de estos estudiantes extranjeros han sido tergiversadas por “enemigos de Cuba”, según divulgan sitios como Cuba Debate y La Demajagua

No se aclara el número de estudiantes que suscribe esta declaración, ni la postura que adoptarán en lo adelante con respecto a la huelga, pero lo cierto es que esta última actitud no se asocia en lo absoluto con la postura tomada por los estudiantes desde el comienzo de sus protestas, que no sólo se limitaron al reclamo de pago de su estipendio, sino también de mejores condiciones de residencia y alimentación. Y esta realidad afecta a los estudiantes extranjeros y a los nacionales, más de ese particular, las autoridades cubanas nunca dijeron nada.

Maykel Frómeta

Comunicador Social. En el 2015 trabajó en una pequeña agencia de noticias. Colaborador de UNPACU.

Comentario

Facebook

Suscribete al Newsletter

Síguenos

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.