Cuba te Cuenta

Resumen represivo contra la UNPACU y Cuba Decide

Cuba atraviesa por una profunda crisis económica y energética que afecta el desempeño de los servicios públicos. El “período coyuntural” se ha extendido más allá del tiempo programado y comienza a hacer grandes estragos en la vida cotidiana del cubano de a pie. Esta situación ha acarreado un mayor descontento popular, situación que ha llevado al Gobierno cubano a incrementar la represión contra la disidencia, especialmente contra la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU).

El pasado primero de octubre fueron allanadas las tres viviendas que conforman la sede principal de la UNPACU, ubicada en el reparto Altamira, de la ciudad de Santiago de Cuba. Las fuerzas represivas del Ministerio del Interior (MININT) irrumpieron en las viviendas derribando las puertas sin orden de registro.

En el allanamiento resultaron detenidos José Daniel Ferrer García, líder del grupo opositor y los activistas Ibexi Chacón García, Evert Luis Hidalgo, Fernando González Vaillant, José Pupo Chaveco y José Daniel Ferrer Cantillo de 16 años de edad.

En los registros volvieron a decomisar mesas, sillas, cubiertos, alimentos, cocina, ollas que eran utilizadas para asistir a los necesitados de la comunidad. Además, se llevaron impresoras, memorias usb, teléfonos celulares y documentos de la organización.

Durante el operativo se contabilizaron 14 motocicletas, tres autos y tres camiones, todos pertenecientes al MININT. Ante esta situación de represión, el líder juvenil de la UNPACU, Carlos Amel Oliva, cuestionó públicamente la ausencia del petróleo para el transporte público, pero no para reprimir a los opositores pacíficos.

El pasado 4 de octubre, resultaron detenidos otros siete activistas al salir de la sede principal. Uno de ellos, llevaba consigo el arroz que iba a ser cocinado ese día a los beneficiarios del proyecto comunitario que lidera la organización, sin embargo, un oficial se lo quitó y lo botó. Los activistas también fueron multados arbitrariamente.

Hoy se cumplen 9 días que se encuentran detenidos José Daniel Ferrer, Fernando González, José Pupo y Roilán Zarraga, este último no estaba en la sede el día del asalto, pero la policía lo fue a detener en el lugar donde se encontraba pernoctando.

El motivo por el cual permanecen los opositores detenidos es acusarlos del delito de lesiones. La UNPACU y sus líderes aseguran que la acusación es falsa, que intentan presionar al activista Sergio García para que acuse a Ferrer y el resto de los detenidos de que fueron los culpables de unas lesiones que sufrió realmente en un accidente de tránsito. Hasta el momento, Sergio se ha negado.

Durante la única visita que se la permitido a Nelva Ortega, la esposa de Ferrer, este le afirmó que los oficiales que están al frente de su caso le aseguraron que está detenido y será procesado por delito común por apoyar las recientes medidas tomadas por el Gobierno de EE.UU. contra el régimen cubano, por su activismo y para evitar que estén en la calle para las nuevas elecciones del próximo 10 de octubre.

Hasta el momento Ferrer García y Pupo Chaveco no han recibido los medicamentos para tratar sus padecimientos, y a González Vaillant ni siquiera se le ha permitido recibir aseo personal.

En lo que va de año ya suman 37 los asaltos realizados contra la organización disidente más grande del país, 13 a su sede principal. En cada allanamiento, la Seguridad del Estado los despoja de equipos de trabajos como laptops, televisores, discos duros, teléfonos e impresoras, además de medicinas, juegos de comedor y alimentos que son utilizados para ayudar a familias de bajos recursos, sin presentar orden de registro, ni dejar documento legal de lo confiscado.

El líder juvenil del movimiento opositor considera que: “la escalada represiva se debe al temor del régimen comunista a una explosión popular, y que está tratando de minimizar el activismo de la oposición”. Además, afirma que: “Estos métodos también son con el fin de intimidar a la población, en medio del creciente descontento popular y evitar que se sumen a la disidencia”.

El pasado día 8 de septiembre, la iniciativa ciudadana “Cuba Decide” y la UNPACU llamaron a una protesta nacional, como respuesta al aumento de la represión, la cual fue sofocada con la militarización de ciudades y pueblos donde la presencia de la oposición es visible, hubieron alrededor de 150 arrestos arbitrarias.

Por su parte, Ferrer envió un mensaje a través de su esposa: “asumiré cualquier sanción arbitraria de la dictadura”. Los líderes de UNPACU también han decidido continuar el activismo con más firmeza y mayor intensidad hasta alcanzar la libertad y la democratización de la isla.

Ernesto Oliva

Joven activista de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), tuitero y editor audiovisual. Reside en Santiago de Cuba.

Comentario

Facebook

Suscribete al Newsletter

Síguenos

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.