Cuba te Cuenta

Los desastres de la agricultura cubana

Hace apenas unos días, el Ministro de la Agricultura de Cuba, Gustavo Rodríguez Rollero, puso en marcha el primer bloque de equipos tecnológicos de la moderna fábrica de tabaco torcido en el municipio de Bayamo, perteneciente a la provincia de Granma.

Según las palabras pronunciadas por Rodríguez Rollero en el pequeño acto realizado el 16 de febrero del presente año, para la entrega de este equipo, explicó que Bayamo tenía que convertirse en el polo tabacalero de todo el oriente cubano en la producción y siembra de tabaco. Por supuesto, estos productos en su gran mayoría para la exportación, ya que el tabaco que consume el cubano de a pie nunca alcanza la calidad de un buen habano.

Los equipos son seis máquinas boncheras (conformadas del contenido de los tabacos), capaces de hacer de 13 a 15 habanos por minuto y una anilladora más medios de laboratorios para comprobar la calidad del producto terminado. 

La noticia fue publicada por el periódico digital La Damajagua, medio oficialista de la provincia de Granma. Lo sorprendente de todo, no es el hecho de que destinen más de 13 millones de dólares en la compra de un equipo de esta magnitud, sino que el error se encuentra en que fue ubicada en la provincia de equivocada, pues el suelo granmense siempre se ha caracterizado por la siembra de arroz y el café, debido a las características del clima y suelo que aquí predominan. 

En Cuba, la provincia destacada incluso internacionalmente, por el esquicito tabaco producido, es la provincia de Pinar del Río, cuya tierra es fructífera para la siembra de este producto. Es aquí donde tuvo que ser implementada esta maquinaría, ya que se supone que aquí radican además los especialistas en este tema.  

No hay que ser experto en agricultura, ni suelo, ni haber estudiado agricultura, para saber que cada tierra es fértil en determinados productos, incluso en un mismo territorio. No todos los suelos están aptos para que se les siembre cualquier producto. En Cuba, esto no se aplica. Muchos jóvenes talentosos, luego de culminar sus estudios, desarrollan proyectos e investigaciones que mucho tienen que ver con esto, pero que sus propios jefes, en su mayoría muy viejos y con mentalidad poco desarrolladora, rechazan estas iniciativas, diciendo que no tienen valor práctico. Entonces mi pregunta es, ¿lo que les enseñaron a esos jóvenes en las universidades era todo mentira?, ¿cómo es posible que ahora no tenga valor práctico esas enseñanzas?, ¿díganme si un país puede lograr desarrollarse de esta manera?.

Los desastres en la ganadería y agricultura dan miedo y al final los más perjudicados es el pueblo. El principal interés de todos los dirigentes de este país es que, si se desarrolla algún sector, sea con la calidad suficiente para que los productos que de ahí se generen se exporten. Sin embargo, la población sigue consumiendo picadillo de soya, el pan sin aceite ni la calidad suficiente, los niños y ancianos el yogurt igualmente de soya, porque a partir de los 7 años se suspende la leche a todos los ciudadanos y tienes que estar enfermo (diabéticos, hipertensos, etc.) para acceder a este producto. Y ni así se garantizan los productos. 

Son muchísimos los disparates que encontramos a diario. Lo peor de todo, es que son estas las acciones que llevan a la decepción de todo un pueblo, que a poco a poco se va cansando de tantas mentiras y falsedades. Ya es hora de que despertemos de una buena vez. 

Kirenia Flores Garcia

Licenciada en Psicología Clínica por la Universidad de Ciencias Médicas
de Granma; directora de planificación y organización de la Plataforma
Social Juventud Activa Cuba Unida (Jacu); editora del portal Cuba te
cuenta y becaria de Aulas Abiertas, proyecto impulsado por el Instituto
Político para la Libertad, que facilita el diálogo, la participación y la
capacitación de jóvenes y activistas de la sociedad civil cubana.
Ha participado en distintos eventos y foros internacionales de
juventudes.

En el 2019, participó del Foro de Juventudes de América
Latina y el Caribe 2030, que organizó CEPAL en Santiago de Chile.

En el 2018, fue acreditada por la Organización de Estados Americanos
(OEA) para participar en Perú de las actividades oficiales de la sociedad
civil previas a la VIII Cumbre de las Américas. Además, fue reconocida
como Lideresa Latinoamericana por la Red de Mujeres Iberoamericanas
(RMI) por su compromiso, esfuerzo y trabajo a favor de la democracia en
el continente.

En el 2017, participó como panelista del Foro de Liderazgo Juvenil de
América Latina y el Caribe, que organizó el Young Americas Business
Trust (YABT) en Washington, D.C.

Comentario

Facebook

Suscribete al Newsletter

Síguenos

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.