Cuba te Cuenta

Para qué sirven las organizaciones de masas juveniles en Cuba

De seguro muchos lectores han escuchado hablar en algún momento cuando de Cuba se trata, sobre diferentes organizaciones de masas (que solo sirven para el control de todos), como son: los Comités de Defensa de la Revolución(CDR), la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), la Organización de Pioneros José Martí (OPJM), La Federación Estudiantil de Enseñanza Media (FEEM) y la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU).  

Cada una de ellas fueron creadas con un fin en algún momento de la historia, y que al igual que el currículo escolar actual de todas las enseñanzas cubanas, continúan sin variar. 

Aunque parezca que la OPJM, FEEM y FEU son lo mismo, no es así. Todas se subordinan a la UJC, pero cada una representa a una etapa de la enseñanza transcurrida. 

No alcanzaría un solo artículo para describir como surgieron, cuál es su función y la interrelación que existe entre cada una de ella. Por suerte, cuatro de las organizaciones juveniles independientes en la isla (Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), Cuba Independiente y Democrática (CID), Centro Esperanza (CE) y la Plataforma Social Juventud Activa Cuba Unida (JACU), elaboramos un informe juvenil donde no solo describimos la realidad de los jóvenes cubanos en tres temáticas fundamentales: educación, empleo y participación juvenil; sino precisamente el papel de cada una de estas organizaciones y su funcionamiento actual. 

En este informe elaborado en el 2019, explicamos claramente que en la actualidad ninguna de estas organizaciones tiene valor práctico de hecho, demostramos con data (pues hicimos una encuesta donde también presentamos los resultados en el informe) que no presentan seguidores al nivel que ellos presumen. Aquellos jóvenes que forman parte de su planilla, no lo hacen la gran mayoría por que estén de acuerdo con el ideal socio-comunista que ellos representan, sino porque formar parte de alguna de estas organizaciones juveniles, en esencial la UJC (que es la rectora), trae beneficios como el otorgamiento de plazas y carreras por encima de aquellos que no pertenecen a ella. 

A lo mejor para muchos esto se ve bien, pero lo peor es que estas son las únicas organizaciones juveniles que existen, y todas deben responder a los intereses del Gobierno cubano. Cualquier otro joven o grupos de ellos que deseen crear una organización con otros intereses, simplemente la destruyen, no la dejan surgir. Sus miembros son perseguidos, encarcelados, tildados de contrarrevolucionarios, disidentes y cualquier otra ofensa denigrante. 

Solo al régimen cubano y sus seguidores se les ocurre que todos pensamos iguales. De hecho, ni ellos mismos piensan así a lo interno. Cuántos de ellos no han traicionado a lo largo de los años lo que en su momento dicen defender hasta con su vida y que así lo refleja la historia, las noticias y demás testimonios que encontramos en las redes sociales y cualquier sitio digital de información. Cuántas personas, luego de demitir, cuentan todo lo que en realidad ocurre a lo interno de estas organizaciones. Como existe el abuso de poder, los maltratos, las incomprensiones, las corrupciones, el amiguismo y el yoismo, el quítate tú para ponerme yo, y así muchísimas cosas más. 

Ninguna de estas organizaciones cumple en la actualidad ninguna función práctica. A lo mejor en su momento fueron efectivas, pero ya no. Solo están para mantenernos controlados a todos y para deteriorar las relaciones entre nosotros mismos. Ese es el caso de los CDR. En su momento surgió para combatir las ilegalidades, robos y delincuencias en los barrios, teniendo que denunciarnos unos a otros y obligando al vecino a estar pendiente del otro por si hace algo ilegal. ¿Esto realmente es unión y combatir lo mal hecho? Este es el trabajo que deberían realizar los cuerpos represivos que para eso se crearon, además de medidas de seguridad que debe asumir cada país. No es el vecino, ni un amigo, ni la familia quien debería encargarse de ello. En fin, solo están para destruir y controlar a la gente, adoctrinándolas a un mismo pensamiento y no para el bienestar social.  

Kirenia Flores Garcia

Directora Nacional del Frente Femenino de JACU (Juventud Activa Cuba Unida). Bloguera.

Psicóloga de profesión. Terapeuta de EMDR.

Comentario

Facebook

Suscribete al Newsletter

Síguenos

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.