Cuba te Cuenta

El amor a veces no alcanza

David Martínez Rojas es un niño de cinco años, muy alegre y travieso, que vive con su madre Carla Rojas.

Hace dos años, Rojas cumple con la doble tarea de ser madre y padre para su pequeño, luego de un dramático divorcio en el cuál la figura paterna los abandonó a ambos. Carla ama profundamente a su pequeño retoño y se esfuerza por luchar por él, pero el amor a veces no alcanza.

En una humilde casa viven en el municipio villaclareño de Placetas. Carla es una mujer de 27 años de edad, trabajadora y con muchos deseos de ver crecer a su hijo feliz, con empeño lucha por obtener el sustento diario para su familia, tarea que es complicada en Cuba. Obtener lo básico para sobrevivir, como un techo, alimentos, ropa y calzado, y una de las más difíciles problemáticas que enfrentan hoy día la familia cubana.

Hago todo lo que puedo para complacerlo, él no entiende todavía mi realidad, no sabe de escasez, en sus cortos años de vida solo hay espacio para su mundo infantil, no le puedo ilustrar lo que significa ser una madre soltera en Cuba sin ayuda de absolutamente nadie”, se queja Carla con una expresión de angustia en el rostro.

“Me parte el alma cuando visitamos las tiendas recaudadoras de divisas, mi niño eufórico se abalanza hacia los juguetes que allí exhiben y con insistencia una y otra vez me pide  que se los compre, pero cuando compruebo los altísimos precios de estos juguetes como unos pequeños carrito que tiene un costo 115 pesos en CUC,  y recuerdo cuál es mi situación económica es el momento que mi corazón se deshace” lamenta la joven madre. 

Lo expuesto anteriormente es solo una pequeña muestra de la realidad de muchos niños cubanos que como David son privados de tener una infancia plena, pues la situación actual de muchas familias es crítica y no le permiten ni siquiera tener encima de la mesa todos los días un vaso de leche, mucho menos comprar juguetes en tiendas recaudadoras de divisas donde los precios no se ajustan con los bajos salarios que devenga un trabajador.

El pasado 14 de octubre, el diario oficialista villaclareño La Vanguardia publicó que al menos el 70 % de los niños cubanos son hijos de padres divorciados y la mayoría de ellos quedan al cuidado de sus madres.

Las mujeres cubanas a cargo de sus hijos hacen esfuerzos sobrehumanos en la crianza y educación y sostén de sus hijos. 

Carla narra su historia, sobre todo, expresando su frustración porque el futuro de David no depende de sus voluntades, sino de que cambie en el país, la cruda realidad de miseria en la que el régimen cubano ha sumido a su pueblo. 

Arianna López

Reside en Villa Clara. Actualmente es directora de la Academia Julio Machado y presidenta del Comando Cívico de Acción y Propaganda Comandante César Páez.

Comentario

Facebook

Suscribete al Newsletter

Síguenos

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.