Cuba te Cuenta

Laritza Diversent: “manifestar no te da derecho a perjudicar a terceros”

El tono violento que han tomado las protestas en Estados Unidos y varias ciudades del mundo ha desatado una amplia ola de polémicas, inclusive entre miembros de la sociedad civil independiente cubana dentro y fuera de Cuba.

Desde que el pasado 25 de mayo fuera asesinado el afroestadounidense George Floyd por un policía blanco en Minneapolis, se han suscitado consecutivas manifestaciones en ese país, en contra del racismo y el abuso policial. Sin embargo, debido a los saqueos y actos vandálicos que han protagonizado muchos de los manifestantes, contra negocios privados y monumentos; algunas personas se cuestionan la legitimidad de las acciones y la mayoría condena tales actos de violencia.

Para aclarar estas interrogantes, Cuba te Cuenta conversó con la abogada de Derechos Humanos y directora de Cubalex, Laritza Diversent, fiel defensora de los derechos de los grupos vulnerables de la sociedad, entre ellos los afrodescendientes.

“El derecho de protestar pacíficamente y hacer reclamos al gobierno en EE.UU. está recogido en la Primera Enmienda a la Constitución y esta garantía también incluye las expresiones que puedan resultar molestas u ofensivas; pero a la par prevé algunas condiciones en cuando al tiempo, lugar y la forma de la protesta. Por ejemplo: “el derecho de manifestarse, no te da derecho a perjudicar a terceros en esa manifestación”, explicó Diversent.

Al mismo tiempo que destacó: “la legitimidad en protestar por lo que se crea injusto y amerite un cambio. Aunque los manifestantes podrían enfrentar serias responsabilidades legales, cuando en el ejercicio de ese derecho, provocan daños a la propiedad privada o la salud e integridad física de otras personas”, detalló la abogada.

En EE.UU. las protestas han dejado un saldo de al menos 3 muertos y decenas de heridos, según medios locales. Además, los manifestantes han saqueado numerosos negocios privados y han vandalizado bustos de figuras históricas; como las de los exploradores y conquistadores, D Juan Ponce de Léon y Cristobal Colón en Miami, porque -a su juicio- son considerados como “símbolos del racismo”.

Estas últimas acciones provocaron la respuesta de la comunidad hispana radicada en la ciudad del Sol, y algunos de sus representantes se citaron el 13 de junio a las 7:00 p.m., para manifestarse a favor de la libertad y en contra de la violencia, el vandalismo y el comunismo.

Por otro lado, todos estos hechos han sido el móvil para que las autoridades utilicen gases lacrimógenos y pelotas de gomas en aras de dispersar las manifestaciones. También, se han efectuado toques de queda en varios estados. Sobre estas respuestas policiales contra las protestas, Laritza Diversent opina que: “resulta incomparable la posición que tienen las autoridades -en cuanto a armamentos, entrenamiento etc., con los recursos que pueden tener los manifestantes-que la mayoría se defiende con palos o piedras-“.

“El derecho a la manifestación sigue siendo incuestionable y la acción de los agentes del orden deber ser proporcional a los daños que puedan ocasionar los manifestantes; nunca debe ser excesiva. Ahora bien, preservando lo anterior, es correcto que en caso de que terceros salgan perjudicados, las autoridades deben actuar consecuentemente para protegerlos, tal como es su deber”, añadió la también directora ejecutiva de Cubalex.

El pasado 7 de junio, un hombre llamado Marco Antonio López, acusado de vandalizar varias patrullas policiales en una manifestación en Miami, admitió pertenecer a un grupo, “Los esclavos del Sur”, que se dedica a reclutar personas para violentar las protestas en contra del gobierno; informó la policía local. Justamente a este punto se refirió el rapero cubano Raudel Collazo, que se encuentra de visita en los Estados Unidos.

“La protesta comenzó de manera pacífica, pero algunas personas se involucraron con la clara intención de imponer su agenda de desestabilización, de desorden y caos”, señaló

“El crimen de Floyd fue brutal, pero la delincuencia y el vandalismo que estos grupos han desatado en nombre de la justicia, es malo. Lo que inició con un propósito tan noble -el fin del racismo y la violencia policial- ha perdido legitimidad debido a la violencia”, recalcó el director del grupo de rap contestatario “Escuadrón Patriota”.

Raudel piensa además que más allá del debate de que si “Floyd era una buena persona o un criminal”; su muerte fue un horrendo crimen y eso no tiene discusión. “Pienso que los afroamericanos tienen todo el derecho de manifestarse, en legítima muestra de su indignación; pero ¿qué tiene que ver saquear comercios privados con el objetivo del reclamo?”, finalizó el artista.

No obstante, otros activistas piensan que el caso de Floyd debería haber sido tratado como un homicidio “común” y no como un problema racial. Al respecto, Laritza Diversent declaró que “existe un indicador que se llama Perfil Racial o Social Profiles en inglés, que analiza el tema de la discriminación por motivos de raza. Mediante este patrón se ha comprobado en diferentes partes del mundo, que los estereotipos que imponen muchas sociedades son más agresivos con los afrodescendientes.  Esto no solo ocurre en EE.UU. o Cuba. En general, cuando la policía ve a una persona de color negro, piensa que son más tendenciosos a delinquir, y esto ocasiona que actúen mucho más violentos que con una persona blanca”, afirmó la abogada.

Por estas razones, el asesinato de Floyd así como los otros que han ocurrido contra personas negras, no se puede considerar un homicidio común, pues es una cuestión de raza; eso no pasa con todos”, añadió.

La mayoría de las personas se resiste a reconocer que existe la discriminación por la raza, el género, o la orientación sexual. En sistemas democráticos como el de EE.UU. todo el que no esté de acuerdo con estos comportamientos tiene el derecho de protestar, aunque claro está, de manera no violenta.

Cabe destacar que, a este caso de George Floyd, los antecedieron otras 12 muertes violentas de afro estadounidenses, que levantaron una ola de indignación en el país.

Yadira Serrano

Joven activista de derechos humanos y miembro del Frente Juvenil de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu). En su organización se desempeña como tuitera y facilitadora de talleres.

Correo: yadiraserran@gmail.com

Comentario

Facebook

Suscribete al Newsletter

Síguenos

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.