Cuba te Cuenta

Cuba: Otra dictadura en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU

Foto: Facebook/ Berta Soler/ #Represión

Este martes 13 de octubre, Cuba fue elegida para ocupar un puesto en la ONU como miembro del Consejo de Derechos Humanos, con un total de 170 votos a favor, que corresponde al 88% de los miembros de la ONU. Pero no solo Cuba, también lograron entrar China y Rusia alcanzando el 82% y 72% de los votos, respectivamente, para completar el trío perfecto de corruptos y dictadores defendiendo los derechos humanos de la nación.

Siendo insólito que tales dictaduras formen parte de este consejo, la diplomacia cubana es muy fuerte y sobre ello debemos prestar nuestra atención los que nos oponemos al régimen cubano y a cualquier dictadura.

Con su discurso de buen samaritano y defensor de los pobres del mundo, se ha ganado la simpatía de muchos países que aún desconocen la realidad del pueblo cubano, y si la conocen realmente no les importa que pueda pasar, pues si fuera lo contrario esta elección no se hubiese concretado.

Por tales motivos, un total de 85 organizaciones de la sociedad civil cubana e internacionales de derechos humanos y libertad de expresión en conjunto con medios independientes de comunicación, emitieron una declaración donde expresaron su preocupación por el reingreso de Cuba al Consejo de DD. HH de la ONU. En dicha declaración se dejó claro como la isla en los 12 años de pertenecer al Consejo, solo apoyó 66 de las 205 resoluciones aprobadas en respuesta a graves violaciones de derechos humanos en todo el mundo.

Se mencionó que, durante los tres ciclos del Examen Periódico Universal, Cuba ha recibido severos señalamientos sobre violaciones a la libertad de asociación y expresión, persecución política, detenciones arbitrarias, prohibiciones de transitar libremente por el territorio nacional y de viajar al extranjero, ausencia de independencia judicial, censura, control de internet y escasa pluralidad de medios de comunicación. En julio de 2020, estas violaciones incluso se manifestaron públicamente en el Consejo de Derechos Humanos cuando el representante cubano y sus aliados censuraron al defensor de derechos humanos, Ariel Ruiz Urquiola, mediante constantes interrupciones mientras hablaba sobre los crímenes cometidos contra él y su hermana por el gobierno cubano.

Cuba no ha ratificado el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, ni el Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes. Además. El Gobierno cubano no ha extendido una invitación al país al Relator Especial de la ONU sobre la Situación de los Defensores de Derechos Humanos. El Comité Internacional de la Cruz Roja, que visita a los presos por delitos de carácter político, no ha logrado ingresar a la isla desde 1989. Cuba es también el único país de la América que Amnistía Internacional no ha podido visitar desde 1990.

¿Cómo es posible entonces que se les permita a tales dictaduras defender los derechos humanos de las naciones? Ha sido decepcionante esta elección, y preocupante a la vez. Ya no podemos creer en la justicia de los hombres, tampoco confiar en estas instancias internacionales, que sabrá solo Dios lo que ha sido capaz de hacer el gobierno cubano para ser apoyados de tal manera y alcanzar un asiento que, si bien lo lograron, este no da derechos humanos.

 

 

 

 

 

Kirenia Flores Garcia

Licenciada en Psicología Clínica por la Universidad de Ciencias Médicas
de Granma; directora de planificación y organización de la Plataforma
Social Juventud Activa Cuba Unida (Jacu); editora del portal Cuba te
cuenta y becaria de Aulas Abiertas, proyecto impulsado por el Instituto
Político para la Libertad, que facilita el diálogo, la participación y la
capacitación de jóvenes y activistas de la sociedad civil cubana.
Ha participado en distintos eventos y foros internacionales de
juventudes.

En el 2019, participó del Foro de Juventudes de América
Latina y el Caribe 2030, que organizó CEPAL en Santiago de Chile.

En el 2018, fue acreditada por la Organización de Estados Americanos
(OEA) para participar en Perú de las actividades oficiales de la sociedad
civil previas a la VIII Cumbre de las Américas. Además, fue reconocida
como Lideresa Latinoamericana por la Red de Mujeres Iberoamericanas
(RMI) por su compromiso, esfuerzo y trabajo a favor de la democracia en
el continente.

En el 2017, participó como panelista del Foro de Liderazgo Juvenil de
América Latina y el Caribe, que organizó el Young Americas Business
Trust (YABT) en Washington, D.C.

Comentario

Facebook

Suscribete al Newsletter

Síguenos

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.