Cuba te Cuenta

Las falacias del régimen cubano con el sistema de salud y sus trabajadores

Foto: Kilómetro Cinco y Medio, Carretera a Briones Monto, Pinar del Río. Cortesía del autor

Las autoridades del régimen en la provincia de Pinar del Río, como en el resto del país, suspendieron los ómnibus que habían dispuesto para el traslado de todo el personal médico que trabaja en los hospitales. Todos se han quejado porque ahora están obligados a salir nuevamente a las vías y autopistas a esperas de algún medio de trasporte o que sus choferes se compadezcan de ellos y los adelanten hasta sus lugares de residencia o cerca.

Por esta casusa numerosos trabajadores de la salud se quejan de las manipulaciones y posterior abandono del régimen contra ellos que laboran en los centros hospitalarios. A quienes en un momento les facilitó, y recientemente les quitó los medios de transporte que los trasladaban.

La realidad es que el régimen politizó el tema del coronavirus con la disposición de ómnibus para el traslado del personal médico, lo cual solo duró alrededor de tres meses.

La comodidad que experimentaron los trabajadores de la salud, quienes pensaron que contarían con ese servicio como una de las facilidades que se quedarían garantizadas para este sector estatal, ahora están al desamparo.

El gobierno los volvió a dejar en la calle prácticamente, exigiéndoles puntualidad y cumplimiento estricto de sus deberes, sobre todo con las llegadas tempranas a los centros de salud, mientras se enfrentan diariamente a uno de los mayores problemas, el transporte.

Es prácticamente un sistema esclavista contra el personal de la salud dentro y fuera de cuyos centros. Viéndose obligados a sortearse sobre todo con la falta de insumos médicos y medicamentos para la atención a los pacientes. Agregándole a ello estos percances de transportación no segura y exigencias de las autoridades por demás.

El gobierno y su abusivo sistema, solo responde con ineficacia e irresponsabilidad ante dicho problema con la transportación del personal médico en todo el país. Esto facilita las llegadas tardes y por ende la impuntualidad, las irresponsabilidades y toda una serie de dificultades que sobrecargan a los trabajadores de la salud.

Estos efectos pueden ser perjudiciales en sus labores dentro de estos centros y sufridos directamente por los pacientes. Convirtiéndose en las principales víctimas del estrés, el mal humor y la desconcentración del personal de salud. El régimen es culpable además, de no cumplir las expectativas y las necesidades del personal médico ante estos lamentables hechos. Constituye un deber asegurar un servicio de salud adecuado y cómodo, tanto a la población como al personal que labora en esta rama tan importante.

Este hecho demuestra las falacias de las autoridades cubanas en sus presunciones de buen sistema de salud, cuando en medio de una crisis sanitaria le retira los medios de trasporte al personal médico en el preciso momento que más se necesita.

En todo caso las autoridades gubernamentales, debieran responsabilizarse con esta situación y realizar las acciones necesarias que conlleven a la solución de este lamentable hecho que perjudica a todos los trabajadores del sector de la salud en Cuba. Debieran retomar las acciones que un momento vieron prudentes para asegurar el traslado del personal médico en general y así facilitar un mejor y puntual servicio de salud.

Es lamentable que después de facilitarle este servicio de transporte al personal médico en todo el país, poco tiempo después se lo suspenda dejándolos en la calle, desprovistos de esa comodidad. Quienes se ven en la penosa necesidad de salir todos los días a las calles a pedir limosnas a cuanto chofer pase, en espera de que a alguno se le mueva la conciencia, los recoja y les dé un aventón.

Zaray Fernández

Periodista independiente y delegada del partido Cuba Independiente y Democrática (CID) en Pinar del Río. Colaboró como periodista ciudadana para el medio de prensa Panorama Pinareño durante 3 años.

Comentario

Facebook

Suscribete al Newsletter

Síguenos

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.