Cuba te Cuenta

La mujer cubana en tiempos de COVID-19

Foto: María Isabel Domínguez 

La situación del COVID-19 se hace insostenible e incontrolable en nuestro país y aún mas en algunas provincias, en especial para la mujer cubana. Las mujeres somos víctimas de todo tipo de violencia y discriminación, y no contamos con respaldo y leyes que nos protejan y ayuden a sobrellevar esta situación.

Las mujeres de la isla que hemos tenido que vivir de cerca el inmenso temor al contagio con esta temible pandemia y sin contar con protección o ayuda alguna de instituciones o políticas públicas para aliviar este inmenso estrés. Tres grupos de mujeres son a mi entender las más vulnerables en estos momentos .

En primer lugar, pienso en las féminas pertenecientes al personal de salud: médicos, enfermeras y personal de servicio que combaten el COVID-19. Algunas  lo hacen por vocación y otras por obligación, pues para nadie es un secreto que nuestro país es uno de los que más personal de salud envía a otros países a cumplir misión internacionalista.

La mayoría de las mujeres que se encuentran en nuestro país combatiendo este terrible virus dejan, en ocasiones, a hijos y padres ancianos en casa. En algunos casos, se exponen al contagio para no perder futuras oportunidades.

En segundo lugar, quiero referirme a mujeres opositoras y pertenecientes a la sociedad civil. Para estas mujeres, la situación tampoco es fácil. Nadie se imagina siquiera el sufrimiento y el desamparo que sufrirían si llegaran a contagiarse y a ser trasladadas a un centro de aislamiento. Si normalmente, en las calles, no son escuchadas sino reprimidas; en estos lugares, el trato es peor. Para el gobierno es mejor que permanezcan más tiempo separadas de la realidad.

En tercer lugar y no por eso menos importante, quiero mencionar a las mujeres amas de casa y las trabajadoras. Ellas día a día viven expuesta al contagio por el simple hecho de ser mujer. La mujer es la encargada, en la gran mayoría de familias, de todas las compras del hogar y esto conlleva salir de la casa en reiteradas ocasiones en busca de los productos básicos para cubrir las necesidades del hogar. Ellas se exponen al virus.

Con todo lo antes expuesto, expongo la situación desagradable y de inconformidad que viven las mujeres cubanas y aún más en el contexto que nos encontramos en nuestro país. No existe un apoyo, una protección que les asegure que, pase lo que pase, todo va a estar bien. Aún así, seguimos fuertes e invencibles.

Yudekis Guilarte

Comentario

Facebook

Suscribete al Newsletter

Síguenos

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.