Cuba te Cuenta

¿De qué bloqueo hablamos?

El régimen cubano espera que con la nueva administración se revitalice la entrada de productos norteamericanos que no se han podido adquirir en mayor cuantía por falta de liquidez; situación que, a su vez, ha sido empleada como pretexto para justificar la miseria y escasez existente en la isla.

Desde que la administración de John F. Kennedy impusiera el bloqueo a Cuba en 1962, las relaciones comerciales con la isla han sido casi nulas. La isla vivía de intercambiar su azúcar por los productos que garantizaba el CAME (Consejo de Ayuda Mutua Económica), integrado por los países del antiguo bloque socialista. Luego del desmoronamiento de la Unión Soviética y sus satélites, Cuba entró en sombría depresión.

La puesta en vigor de la Ley de Democracia Cubana (Ley Torricelli) en 1992, fue de las primeras medidas de la administración norteamericana para autorizar la exportación a Cuba de alimentos, medicinas y suministros médicos con fines exclusivamente humanitarios. Así arribaron a la isla productos farmacéuticos, equipos médicos y productos de aseo por un monto de más de 28 millones de dólares.

Con la Ley de Reformas a las Sanciones Comerciales y Mejoramiento de las Exportaciones (TSREEA), después del huracán Michelle, entraron a la isla las primeras importaciones de alimentos. A partir de 2001, las exportaciones de EE.UU. a Cuba comenzaron a sufrir un grupo de modificaciones favorables, aunque todavía con restricciones.

Por concepto de donaciones humanitarias, las cuantías recibidas en la isla solo a partir de 2014 ascendieron a más de 35 millones. Por esa vía entraron al país, a través de organizaciones de solidaridad autorizadas y con experiencia en materia de donaciones, alimentos, ropas, artículos domésticos, materiales de educación y de construcción, así como medicamentos, accesorios y equipos de salud.

Con la puesta en vigor en 2018 de la Ley de Mejoramiento Agrícola, las relaciones entre ambos países mostraron un notable avance, pues permitía que los productores que recibían subvenciones federales del Departamento de la Agricultura para promocionarse en los mercados, pudieran hacerlo en Cuba.

El Observatorio de Complejidad Económica ha facturado que, en las últimas dos décadas, el monto de las exportaciones de Estados Unidos a Cuba ascendió a 6 billones trescientos 8 millones 778 mil 608 dólares (6 000 308 778 608 USD), lo que despeja la interrogante de hasta qué punto el bloqueo económico ha sido un impedimento para el desarrollo de la isla.

Tanto es así que, en 2018, Estados Unidos ocupó el 8vo lugar entre los países de procedencia de las importaciones de la mayor de las Antillas con un 4.04 % del total. Por su parte, Cuba se ubicó en el lugar 60 del total de 226 mercados de exportaciones de alimentos y productos agrícolas norteamericanos.

Entre los productos más demandados por Cuba están el maíz, el pollo, la soya, el cerdo, el trigo y el arroz; aunque también ha adquirido cervezas, whisky y hasta papel periódico. Estos se han hecho a través de unas 90 compañías en casi 40 puertos distintos.

Durante el año 2020, debido a la pandemia de COVID-19 y, por ende, a la disminución en la adquisición de divisas, así como a los beneficios ofrecidos por Venezuela y China y a la reanudación de los nexos comerciales con viejos socios como Rusia, Brasil y Canadá, la capacidad de compra de Cuba en los EE.UU. se contrajo notablemente. Por otro lado, la política de Donald Trump, entonces en el poder, restringió la diversidad de productos que podían entrar a la isla.

Las autoridades cubanas esperan que con la administración de Joe Biden se revitalice la entrada de productos norteamericanos que no se han podido adquirir en mayor cuantía por falta de liquidez; situación que, a su vez, ha sido empleada como pretexto para justificar la miseria y escasez existente en la isla.

Eddy Delgado

Se graduó como arquitecto del Instituto Superior Politécnico José Antonio Echevarría (CUJAE). Atiende el tema de la divulgación de la organización Centro de Estudios Políticos y Alternativos para la Transición Democrática (CEPADT), y está al frente del trabajo con los jóvenes.

Comentario

Facebook

Suscribete al Newsletter

Síguenos

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.