Cuba te Cuenta

Los agropecuarios protestan frente a la Tarea Ordenamiento

En el 2021 el panorama para los cubanos se torna negro, Cuba se encuentra hundida en la mayor crisis económica de su historia.

Por décadas, el gobierno de Cuba ha tratado de implementar formas y planes con la finalidad de seguir explotando a la clase obrera y el campesinado. El resultado ha sido que todos los sectores de la producción han fracasado una y otra vez, en especial el sector agropecuario, de vital importancia en la mesa de los cubanos. La falta de alimentos de primera necesidad, los altos precios y la caída a casi cero en la producción nacional de huevos, carnes y leche, son el resultado de la política nefasta del gobierno de la isla.

En el 2021 el panorama para los cubanos se torna negro, pues para nadie es un secreto que Cuba se encuentra hundida en la mayor crisis económica de su historia. En su desespero, el gobierno ha puesto en práctica otra de sus inventivas, la que han dado en llamar “tarea ordenamiento”. Esta, lejos de ordenar y aumentar la producción y el bienestar, ha desatado protestas y críticas por parte de los agropecuarios y el pueblo a todo lo ancho y largo del país.

Desde mediados de febrero, el gobierno se ha reunido en varias provincias con productores y campesinos, intentando convencerlos de que producir para el pueblo y con la Revolución es la única salida a la actual crisis. En esta cruzada, la cúpula de Díaz-Canel ha utilizado la figura de José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Partido Comunista, para intimidar e intentar demostrar que la “generación histórica” de la Revolución está al frente de todas las tareas y problemas. Sin embargo, el régimen ha encontrado una muralla de opiniones adversas de las miles de personas que trabajan de sol a sol y van perdiendo el miedo.

Los planteamientos en las reuniones se han referido a los altos precio de los fertilizantes, los productos de fumigación, los piensos para la producción de carnes y huevos y las elevadas tarifad del agua y la electricidad. Es parte de la demanda de los trabajadores de sector agrícola, quienes coinciden en que es el Estado quien pone las trabas en la producción. Estas causales atentan de forma directa en el desarrollo del sector, a lo que se suman los bajos precios que el gobierno paga por lo que se produce. De esta manera, como se dice, “la cuenta no da”.

Estas líneas reflejan una parte de lo que se vive en la Cuba de hoy, donde los emprendedores no tienen opciones reales y el Estado pretende seguir esclavizando a todos por igual. ¿Pero qué hacer para revertir la situación?

Desde mi punto de vista, primero, se debería descentralizar el aparato del Estado. Luego, permitir la libre empresa y que todos tengan oportunidad de ejercerla. Asimismo, que el productor sea quien exporte e importe directamente sus productos, eliminando el gobierno como único mediador. Y además, crearse instituciones que protegieran de forma legal y real a los productores.

Solo así pudiera intentarse la recuperación del sector agropecuario en Cuba, con la finalidad de desarrollar al país y salir del bache en el cual se encuentra. Los campesinos tienen derecho a trabajar en condiciones favorables para el desarrollo, pues la tierra debe pertenecer a los que pueden y quieren hacerla producir.

Henry Couto

Miembro de la organización Unión Patriótica de Cuba. Colabora con la ONG People In Need como observador, y monitorea sobre vulneraciones a los derechos humanos en el país. Colabora con los distintos espacios de Radio Martí en el programa Cuba al Día.

Comentario

Facebook

Suscribete al Newsletter

Síguenos

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.