Cuba te Cuenta

Posicionar los Derechos Humanos a través de la Agenda 2030

El deber de quienes nos dedicamos al activismo social, las políticas públicas y los Derechos Humanos es compartir la experiencia, para que cada día existan más activistas y personas comprometidas con los grandes desafíos de la humanidad. Resulta importante documentar de manera sistemática todas aquellas irregularidades y violaciones a los Derechos Humanos; así como el cumplimiento o no de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Por Carlos Carrasco

El deber de quienes nos dedicamos al activismo social, las políticas públicas y los Derechos Humanos es compartir la experiencia, para que cada día existan más activistas y personas comprometidas con los grandes desafíos de la humanidad.

Existen algunas estrategias básicas que pueden servirle a cualquier activista de América Latina y el Caribe.

En pleno 2021, hay dos grandes desafíos que nos marcan a nivel global: uno es el cambio climático y el otro es la pandemia de COVID-19. Nuestra región no escapa de esta realidad y tiene una serie de retos adicionales, sobre todo cuando hablamos de Derechos Humanos.

 

 

 

 

 

 

Zonas de La Habana, si la temperatura sube más 4°C durante este siglo. Fuente: https://seeing.climatecentral.org/

Casos registrados de COVID-19 en América Latina y el Caribe. Fuente: https://news.google.com/covid19/map

Fuente: Global Freedom Status 2020, de Freedom House. En morado, se encuentran los países considerados no libres; en amarillo, los países parcialmente libres; y en verde, los países libres.

En ese sentido, resulta importante aplicar distintos mecanismos de incidencia, para generar cambios importantes en nuestra región. Una de estas vías debería ser que los jóvenes se involucren en las agendas globales. Esto permitiría permear a eslabones dentro de las instituciones públicas, incluso en países con menor apertura, para así iniciar cambios en la cultura ciudadana, algo fundamental si aspiramos a ser una región más abierta, desarrollada y que respeta los Derechos Humanos.

Derechos Humanos y Desarrollo Sostenible

La Agenda 2030 se trata un plan ambicioso que, ante los desafíos globales, intenta generar consensos. Desde las democracias más pujantes hasta las monarquías más antiguas, todas intentan ser parte de esta agenda. Por esa razón, esta es una ventana de oportunidad para posicionar los Derechos Humanos.

Y es que no podemos hablar de justicia y paz (ODS 16) sin hablar de los derechos humanos; no podemos hablar de acciones por el clima (ODS 13) sin hablar de los derechos humanos. Como juventudes debemos tener la capacidad argumentativa para demostrar la vinculación que existe, entre la Agenda 2030 y los grandes desafíos en materia de derechos, especialmente en aquellas naciones bajo opresión, autoritarismos o capturadas por pequeñas élites.

Fuente: Pacto Global de España.

Fuente: Pacto Global de España

Esto se traduce en la práctica, en la ocupación por parte de la sociedad civil de aquellos espacios, donde los Estados tengan que rendir cuenta sobre la situación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En nuestra región, existe el Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible, organizada anualmente por la CEPAL. Este espacio, donde se permite la participación de la sociedad civil, debe ser ocupado por activistas jóvenes, que puedan brindar la visión sobre la realidad de sus países, contrastando la información que presentan los gobiernos.

Otro espacio en el que las juventudes deben participar es en el Examen Periódico Universal de la Alta Comisión de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Esta evaluación permite la participación y el envío de insumos desde la sociedad civil. Aquí, se puede dejar en evidencia, algunas contradicciones o materias pendientes que pueden tener los Estados.

Pero, si queremos que estas estrategias sean exitosas, resulta importante documentar de manera sistemática todas aquellas irregularidades y violaciones a los Derechos Humanos; así como el cumplimiento o no de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Esto no es una tarea fácil y conlleva una serie de riesgos, pero solo obteniendo información verificable, se podrá conseguir apoyo y alcanzar resultados reales.

Para hacer incidencia por los Derechos Humanos en América Latina y el Caribe, no podemos descuidar la obtención de información y datos, ya que esto respalda las denuncias hacia las terribles inequidades y desigualdades en nuestra región.

En ese sentido, también es importante contar con personas que tengan capacidad técnica para manejar datos y procesarlos. Ya existen ciertas metodologías, que se pueden aplicar como el Sustainable Development Report 2020, que nos ofrece una serie de indicadores para empezar a registrar la información.

Fuente: Dashboard del Sustainable Development Report 2020

Por último, pero no menos importante, se requiere de un manejo comunicacional, adaptado a los nuevos tiempos. Esto implica, no solo la generación de material audiovisual como vídeos o fotos, sino también, el uso de nuevas plataformas. Las denuncias se deben realizar por distintos canales. Por ejemplo, podcast donde se comente la realidad de aquellas comunidades vulnerables, testimonios cortos de menos de 1 minuto para Instagram o Tiktok, creación de memes que denuncien las violaciones de los Derechos Humanos, creación de canciones, poemas e ilustraciones.

Fuente: Democracia en LSD en Spotify

Fuente: Cuenta @memelaniobar en Instagram.

Fuente: Canal VisualPolitik en Youtube

El tiempo de pensar fuera de la caja, ya pasó, ahora hay que romperla y solo se pueda hacer, si pensamos de forma distinta. Estas recomendaciones solo se tratan de un primer esbozo de lo que se pueda hacer desde las juventudes latinoamericanas. Estoy seguro de que, con solidaridad y cooperación, grandes cosas sucederán para los años que vienen. ¡No paremos de trabajar!

CubaTeCuenta

Comentario

Facebook

Suscribete al Newsletter

Síguenos

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.