Cuba te Cuenta

La otra pandemia

La violencia de género puede muy bien ser considerada otra pandemia, aunque no acapare titulares en los medios como la COVID-19. Los números de feminicidios, maltrato y violencia continúan en ascenso en buena parte del mundo.

La violencia de género puede muy bien ser considerada otra pandemia, aunque no acapare titulares en los medios como la COVID-19. Los números de feminicidios, maltrato y violencia continúan en ascenso en buena parte del mundo. A propósito del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, se impone establecer un franco intercambio sobre este flagelo.

Violencia de género no es más que la imposición de un criterio por medio de la fuerza, el establecimiento del dominio y el control de una relación por la agresión ante determinadas situaciones de inferioridad en las que una parte se siente indefensa o impotente. Por lo general, estas “descargas emocionales” denotan debilidad en los hombres y vulnerabilidad en la mujer y, más allá de legitimarlo, desprestigian su reputación ante la sociedad y mellan la relación. Posterior a este maltrato físico sobreviene el psicológico, en el que la mujer sufre de discriminación, miedo y vergüenza ante su pareja y sociedad.

En Cuba los feminicidios no son vistos como una categoría jurídico-penal, por lo que los incidentes de esta índole no se valoran con la magnitud que necesitan. Por esta razón, en la isla no hay forma de contabilizar oficialmente estos penosos sucesos, como también sucede con la prostitución y la drogadicción. Para captar la atención de las autoridades, debe mediar la violación, el abuso o el homicidio. No basta con la denuncia de la mujer.

Con el confinamiento y distanciamiento social impuesto por la COVID-19, han aumentado la ansiedad y el estrés por la pérdida de ingresos, las interrupciones, la escasez de alimentos y medicamentos y las tareas domésticas. Esto ha provocado el deterioro de la convivencia y de las relaciones de pareja. En lo que va de 2021, la violencia de género en Cuba ha llegado hasta casi un 50 % con respecto a la totalidad del 2020. Por esta coyuntura en ascenso, activistas y feministas de la isla repudian que haya que esperar hasta 2028 para que se someta a votación una “Ley Integral contra la Violencia de Genero”.

La fecha del 8 de marzo en Cuba se ha politizado como muchas otras. El empoderamiento de la mujer se ha quedado trunco tras algunos logros obtenidos con la Revolución. Si bien en la actualidad buena parte del sector presupuestado (cuadros y directivos, médicos y maestros, etc.) está compuesto por féminas, muchos otros como los asociados a los renglones de la producción y la generación de riquezas, el trabajo por cuenta propia y la pequeña y mediana empresa, adolecen de esta representación y, en parte, es por discriminación.

Ya es hora de que se deje de ver la “violencia de género” como algo doméstico que no debe trascender. Mantener ese concepto arcaico solo refuerza el machismo de la sociedad, la histórica subordinación de la mujer y acrecienta el miedo a la denuncia, la vergüenza, la culpa y el miedo.

Por ello, se les recomienda a nuestras mujeres seguir batallando por sus derechos, ganar en conciencia sobre las discriminaciones que las afectan, saber identificarlas, entenderlas y no dejar que las afecten. En caso de que lo haga, buscar asesoría y ayuda profesional. Entender la importancia de la familia como un motor para el propio desarrollo, comprender que la conciliación hogar-profesión no va en contra del desarrollo familiar, tener en cuenta los referentes femeninos y ganar en confianza y seguridad.

Según cifras oficiales, entre un 17 y un 53 % de mujeres en América Latina y el Caribe refirieron haber sido víctima de violencia física o sexual por parte de su pareja en algún momento de su vida. Un panorama al que pertenece Cuba y que tampoco ha mejorado.

Eddy Delgado

Se graduó como arquitecto del Instituto Superior Politécnico José Antonio Echevarría (CUJAE). Atiende el tema de la divulgación de la organización Centro de Estudios Políticos y Alternativos para la Transición Democrática (CEPADT), y está al frente del trabajo con los jóvenes.

Comentario

Facebook

Suscribete al Newsletter

Síguenos

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.