Cuba te Cuenta

Depredación de aves silvestres en Sancti Spíritus

La captura y comercio ilegal de aves silvestres, junto a la destrucción y degradación de su hábitat y la introducción de especies exóticas, es una de las primeras causas de la disminución de las poblaciones aviares en el mundo.

Imagen cortesía del autor

La captura y comercio ilegal de aves silvestres, junto a la destrucción y degradación de su hábitat y la introducción de especies exóticas, es una de las primeras causas de la disminución de las poblaciones aviares en el mundo. La provincia de Sancti Spíritus, ubicada en la región central de Cuba, es uno de los sitios donde se manifiesta el tráfico ilegal de aves silvestres, situación que requiere la proyección de acciones orientadas a combatirla.

En Cuba es considerable el comercio ilegal de las aves silvestres; pero es el comercio local el de mayor impacto. Las exportaciones ilegales son menores.

Actualmente se reportan en Cuba 371 especies de aves. Ellas representan el 62 % de las especies de la región antillana. De estas, 135 especies tienen poblaciones residentes, lo cual significa que crían en Cuba y no tienen movimiento migratorio alguno; y 207 son migratorias.

En un estudio en la ciudad de Sancti Spíritus, se obtuvo que 537 individuos adultos del sexo masculino practican la captura de aves silvestres. Además, el 21,5 % (1051 de las 4884 familias analizadas, incluidas las de los pajareros) posee aves migratorias enjauladas como mascotas.

Tal situación justifica que el problema de la captura de aves silvestres, entre ellas las migratorias, es considerado en Sancti Spíritus como uno de los principales problemas ambientales locales en cuanto a lo que afectaciones a la biodiversidad se refiere.

Según entrevistas realizadas a pajareros de experiencia, la captura de aves silvestres es desarrollada en Cuba entre los meses de septiembre y mayo, alcanzando su máximo nivel en el mes de octubre. Las especies que son objeto de captura son: Degollado (Phaeticus ludovicianus), Mariposa (Passerina ciris), Azulejo Chiquito (Passerina cygnea), Azulejo Real (Guiraca caerulea), Turpial (Icterus galbula), Cardenal (Piranga rubra) y Chambergo (Dolychonyx oryzivorus). Otras especies también son capturadas en menor medida o solo por los niños.

Cada pajarero posee su “cazadero” acondicionado previamente. En una zona de vegetación, chapean las plantas espinosas en un área de alrededor de 25 x 25 metros. En un claro, generalmente sujeta a un tronco picado, colocan una vara con una jaula-trampa que dentro tiene un señuelo y comida. La mayoría también coloca “lirias” en los alrededores de la jaula. La distancia entre jaulas puede ser de 10 a 12 metros y se ubican en forma de L o de C. En un lugar retirado desde donde se puedan observar todas las jaulas, se prepara el “burladero”, arbusto donde el cazador se esconde a esperar.

Hay que destacar que la supervivencia de las aves capturadas no alcanza ni el 50 %. Este dato permite tener una idea de las enormes pérdidas de individuos que yacen hacinados en recintos muy pequeños.

Hasta el momento no se han desarrollado acciones de educación ambiental respecto al tema de la captura de aves. Tampoco se ha efectuado un diagnóstico inicial, por lo que no se puede evaluar su verdadero impacto.

La depredación de aves en Sancti Spíritus continúa bajo la mirada cómplice de las autoridades del régimen que no hacen nada por impedirla. Quizás, porque las personas que trafican con nuestros pájaros silvestres no se manifiestan contra el gobierno y no son consideradas una amenaza política.

.

Abel Hernández

Licenciado en Biología por la Universidad de La Habana con máster en Ciencias de Ecología y Sistemática Aplicada por el Instituto de Ecología y Sistemática de Cuba. Ha trabajado como director del Museo de Historia Natural de Sancti Spíritus, Jefe del Área de Investigación Cultural Dirección Provincial de Cultura de Sancti Spíritus, profesor universitario con la categoría de Auxiliar. Obtuvo Premio en Divulgación Científica en los Concursos Nacionales Pinos Nuevos 1999, La Edad de Oro 2001, La Rosa Blanca 2002 y 2006, y La puerta de papel 2008; y Sendero de Luz 2009, 2010 y 2015, de la Biblioteca provincial Rubén Martínez Villena por haber sido el escritor más leído en 2008, 2009 y 2014.

Correo: pronaten2015cuba@gmail.com

Comentario

Facebook

Suscribete al Newsletter

Síguenos

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.