Cuba te Cuenta

Pensiones en Cuba: un acto de limosna

Cuba: El pago del Estado a los que trabajaron 30 años, por más increíble que parezca, se limita exclusivamente al valor de la canasta básica y algo más.

Imagen tomada de Diario de Cuba

Con la aplicación del Decreto-Ley 17 del 24 de noviembre, referido a la implementación del proceso de la Tarea Ordenamiento Monetario, la unificación monetaria y cambiaria transformó los ingresos de la población.

De esta manera fueron reconceptualizados, a partir del valor de la canasta básica, los salarios, pensiones y prestaciones de la asistencia social, aún sin satisfacer las necesidades.

Para estos cálculos, se tomaron en cuenta un grupo de complejidades y se elaboró una nueva escala de salarios que van hasta poco más de 9 mil pesos. El salario mínimo de un obrero quedó fijado en 2 100 pesos.

Por su parte, la Resolución 28 del 2020 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, dispuso las pensiones mínimas y máximas de los jubilados y pensionados del MININT, MINFAR, así como el resto de las instituciones civiles que componen la sociedad. Los jubilados que cobraban entre 160 y 499 pesos, incrementaron 1 258 pesos en sus cuantías más su pensión anterior.

Sin embargo, para el cálculo de las pensiones no se tuvo en cuenta a aquellas personas cuya jubilación era superior a los 500 pesos. Antes de 2021, a este grupo se le había considerado, no solo la escala general, sino también su calificación, aportes realizados, responsabilidades y consagración durante sus años de prestación de servicio o vínculo laboral.

En la actualidad, la Resolución en vigor apuesta sencillamente porque gane más quien más haya devengado en su vida laboral, cuando no necesariamente el salario debería ser el único medidor de aporte a la sociedad. Determinados resultados y hasta riesgos deberían tenerse en cuanta a la hora de fijar una cuantía de retiro en pos de obtener una remuneración más equitativa.

Resulta que, luego de haberse hablado sobre la necesidad de eliminar el infausto igualitarismo, se apuesta por un sistema de cálculo de pensiones. Algo así como que “a palabras necias oídos sordos”. En definitivas, los salarios y las pensiones siguen siendo insuficientes para satisfacer las necesidades materiales y espirituales de la población.

La vulneración que tienen en la isla los pensionados y asistenciados se disparó aún más con la Tarea Ordenamiento. Subir salarios y hacer desaparecer el CUC, como doble moneda en circulación (para introducir el polémico MLC), acrecentó la brecha social y disparó los precios en el mercado producto de la escasez económica, la corrupción y la creciente inflación.

En la actualidad, la remuneración de los pensionados y asistenciados se limita exclusivamente al valor de la canasta básica y algo más. Ello no satisface la alimentación y mucho menos contribuye a costear los elevados gastos de electricidad, medicamentos, gas, telefonía y demás productos no normados, pero necesarios. Eso, por no incluir la adquisición de productos en MLC, la posibilidad de ir a hoteles y de viajar al exterior. Es el reconocimiento o el pago del Estado a quienes dedicaron 30 y más años de sus vidas a “desarrollar” este país. Es más un acto de misericordia que un deber.

 

Eddy Delgado

Se graduó como arquitecto del Instituto Superior Politécnico José Antonio Echevarría (CUJAE). Atiende el tema de la divulgación de la organización Centro de Estudios Políticos y Alternativos para la Transición Democrática (CEPADT), y está al frente del trabajo con los jóvenes.

Comentario

Facebook

Suscribete al Newsletter

Síguenos

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.