Cuba te Cuenta

Violación de los derechos y libertades sindicales en Cuba

Imagen tomada de Pixabay

Los trabajadores cubanos sienten que siempre les han faltado libertades y derechos sindicales. En materia laboral, la Constitución cubana presenta lagunas en aspectos elementales que deberían tenerse en cuenta en la futura redacción de las normativas complementarias o en la necesaria actualización del Código de Trabajo vigente.

El derecho laboral, por su dinámica, requiere estar en constante revisión, atemperado a los nuevos tiempos y asociado fundamentalmente a los acelerados avances científico-técnicos que inciden en los trabajadores de las diversas formas de producción.

En la actualidad, por ejemplo, la tendencia en el mundo entero es a la reducción de la jornada laboral con la disminución de las horas de trabajo de 44 a 40 semanales. Sin embargo, en la isla se inventan trabajos voluntarios, reuniones y puntualizaciones fuera del horario laboral que no son remuneradas ni contempladas en ley.

Entre las normativas generales de trabajo está refrendado el no otorgamiento de puestos de trabajo por amistad, parentela o amiguismo, así como la no discriminación de empleo. Ambos argumentos encuentran infracciones en la isla donde la misma política de cuadros del régimen promueve “socios” a la ocupación de puestos claves, mientras que en algunos trabajos se discrimina a las personas por su orientación sexual, política y religiosa.

De igual forma debería validarse el convenio 98 sobre el Derecho de Sindicalización y Reunión Colectiva de 1948, donde limita y no reconoce la libre sindicalización. La Organización Internacional del Trabajo (OIT), de la que Cuba es miembro y fundadora, reconoce la afiliación sindical voluntaria; sin embargo, en la isla constituye un mecanismo de extorsión y adoctrinamiento partidista por el que los trabajadores que no se integran pueden ser expulsados y tildados de disidentes.

Tampoco poseen autonomía ni libertad de reunión pues se considera insubordinación y/o conspiración la realización de reuniones sin la presencia de las administraciones. Ello anula el derecho a la negociación colectiva y por ende, a la libre proposición, supresión o modificación de los Convenio Colectivo de Trabajo desde la base.

En la isla, a diferencia de los países democráticos, está prohibido y es reprimido el derecho a huelga y a manifestaciones de protestas pacíficas por reivindicaciones laborales. Con el pretexto de que existen las vías y mecanismos para que el trabajador se queje, se hace “oídos sordos a palabras necias” por lo que se vulneran a menudo sus peticiones.

Los trabajos, aunque tienen garantizado un sueldo mínimo, siguen sin satisfacer las necesidades básicas; pues con la puesta en marcha de nuevas reformas económicas, los precios topados y la inflación se dispararon. El seguro social cubano complementa lo anteriormente dicho y las cuantías de jubilación por edad, enfermedad o fallecimiento son risibles.

En materia de empleo, otra de las violaciones comunes que se cometen en el país es la introducción de entidades empleadoras e intermediarias para la contratación de trabajadores, sobre todo, en aquellos asociados a empresas con capital extranjero. Ello constituye otra de las formas de explotación en la que el régimen se apropia de la moneda de pago del contratador -por lo general en MLC- y acapara más de la mitad del salario que le retribuye al trabajador.

En fin, que parece mentira que Cuba haya ratificado 88 convenios de la OIT, siete de ellos fundamentales, porque solo en materia de abolición del trabajo forzoso, igualdad de oportunidades y prohibición del trabajo infantil puede citarse el retroceso de la isla en materia de derechos laborales.

Eddy Delgado

Se graduó como arquitecto del Instituto Superior Politécnico José Antonio Echevarría (CUJAE). Atiende el tema de la divulgación de la organización Centro de Estudios Políticos y Alternativos para la Transición Democrática (CEPADT), y está al frente del trabajo con los jóvenes.

Comentario

Facebook

Suscribete al Newsletter

Síguenos

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.