Cuba te Cuenta

ETECSA dio por terminada la pandemia en Cuba

Las llamadas más económicas empiezan a partir de las 11 de la noche. ¿Quién es tan noctámbulo para a partir de esa hora empezar a contar las cosas que hizo durante el día?

Imagen tomada de ADN Cuba

La Empresa de Telecomunicaciones de Cuba, ETECSA, ha encontrado, al parecer, la  cura del Covid 19. Las bonificaciones generadas durante el 2020 para mantener a la población en casa han terminado, como si ahora no fuera necesario el aislamiento y el distanciamiento social.

En el 2020, la pandemia reubicaba a casi la totalidad de la población mundial en sus hogares. Muchas de los servicios se desplazaron hacia internet con la facilidad de solicitar a domicilio,  disfrutar de canales por cuotas a un menor precio o pagar en línea.

En Cuba, la mayoría de esas opciones eran novedosas; pero se realizaron, con éxito en ocasiones y descalabros en otras (recordemos Tu Envío).

Según la nueva realidad pandémica, ETECSA redujo las tarifas de las llamadas a larga distancia entre provincias, amplió la vida útil de las tarjetas propias y redujo las tarifas de llamadas por estas tarjetas, permitió que sus clientes acumularan varios meses de retraso en el pago del consumo telefónico, fortaleció sus plataformas de servicios a terceros, estableció el pago virtual y los estimuló con descuentos que oscilaron entre un 3 y un 10 %.

Sus servicios de acceso a internet, tanto por datos móviles como Nauta Hogar, también sufrieron modificaciones, sobre todo este último, con la disminución del costo/hora y la extensión de la fecha límite del pago del servicio.

Pero eso fue el 2020. Decirle al 2021 “¡Bienvenido!,” fue asumir en Cuba el re(des)ordenamiento de la economía. Por supuesto, la única empresa de telecomunicaciones de Cuba, ETECSA, está incluida en esa nueva tarea, y como otras empresas cubanas, incrementaron hasta 3,9 veces el costo de una llamada.

Ahora cuesta, y mucho, hablar por teléfono, uno de los alicientes para quienes se quedan en casa. El precio de las llamadas intrarregionales, varió de 0.75 centavos a 1.95 en el horario comprendido entre 6:00 am y 10:59 pm. Las llamadas más económicas, empiezan a partir de las 11 de la noche. ¿Quién es tan noctámbulo para a partir de esa hora empezar a contar las cosas que quiso hacer durante el día? ¿Quién puede esperar, cada día o cada varios días, hasta tan tarde para comunicarse con los suyos?

Todavía hay pandemia. Todavía se potencia el trabajo a distancia.  Todavía hay familias separadas porque las provincias tienen limitación de movimiento entre unas y otras y el transporte terrestre interprovincial está suspendido. Esto deja al teléfono, y no precisamente el celular, como una excelente opción para comunicarse.

Y como todavía el Estado revisa precios en el espacio de la Mesa Redonda, bien podría ser este un tema de análisis. Después de más de un año de pandemia, hay depresión y estrés y muchas personas, con el aislamiento social, solo tienen el teléfono como medio de comunicación.

Renata Santander

Comentario

Facebook

Suscribete al Newsletter

Síguenos

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.