Cuba te Cuenta

CIDH da 4 meses al régimen para esclarecimiento sobre corrupción

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) está exigiendo al régimen cubano que esclarezca los hechos denunciados, con pruebas irrefutables, por un abogado cubano ante tal organismo. Son hechos de lavado de activos mediante una corrupción sistemática de más de 20 años, en los que están implicados directamente varios miembros de la familia Castro, utilizando empresas estatales cubanas.

El Dr. Sergio Osmín Fernández Palacios ha denunciado la tremebunda trama delictiva, específicamente en los conocidos laboratorios farmacéuticos (Labiofam), lugar donde fungió como asesor jurídico. Además, habiendo ocupado el cargo de director de inteligencia comercial de la Empresa Importadora y Exportadora FARMACUBA, del grupo BIOCUBAFARMA, que a la vez se subordina al Consejo de Ministros.

Los contenidos relacionados a estos inauditos hechos de corrupción, perpetrados por el régimen del Partido Comunista de Cuba (PCC), ligado al crimen organizado internacional; podemos encontrarlos en los perfiles del Dr. Sergio Osmín Fernández Palacios en Linkedin, Facebook y Twitter, además, en los perfiles Inteligencia Ciudadana I-CID y el Canal en TELEGRAM Inteligencia Ciudadana I-CID.

De todo ese entramado de corrupción descomunal, Raúl Castro es el máximo responsable de impedir que se informe a la opinión pública el resultado de las presuntas investigaciones sobre tamaña corrupción. Sobresalen dos hechos extraordinarios: la creación de un circuito financiero fraudulento de larga data entre LABIOFAM, S.A. (Cuba) y LABIOFAM ASIA LIMITED (Bahamas); y la conexión con el crimen organizado de Rumanía, para el lavado de activos en la construcción de una fábrica de LABIOFAM en Serbia. Esta información está claramente documentada en el canal en Telegram Inteligencia Ciudadana I-CID.

¿Por qué los órganos secretos del Ministerio del Interior (MININT) no efectúan un operativo investigativo a fondo, de exposición de los hechos ocurridos e informan a la población y al mundo, respecto a la corrupción transnacional perpetrada por algunos miembros de la familia Castro? Como lo ha expuesto y demostrado el Dr. Fernández Palacios, específicamente con José Antonio Fraga Castro y Alejandro Castro Soto del Valle, dos sobrinos del General de Ejército Raúl Castro. Ambos se involucraron en malas prácticas y fraudes financieros transnacionales, a través de LABIOFAM, en contubernio con la alta dirigencia comunista, incluso del personal diplomático de las Embajadas de Cuba en Rumanía y Serbia.

El régimen mantiene el acostumbrado “secretismo cómplice” ante este escándalo de mega corrupción, con fraudes financieros transnacionales a través del Grupo LABIOFAM. El principal involucrando es el ex primer secretario del Partido Comunista de Cuba, y General de Ejército Raúl Castro Ruz y familiares. Aprovechándose del cargo y las influencias que aún posee sobre Cuba, impide a toda costa que se divulguen las graves denuncias de corrupción del prestigioso abogado Dr. Sergio Osmín Fernández Palacios.

En el caso del Grupo BIOCUBAFARMA, el Dr. Fernández Palacios conoció y denunció ante la Fiscalía General de la República de Cuba (FGR) las malas prácticas y la corrupción iniciada desde la alta dirección del mencionado grupo biofarmacéutico. Entonces, ¿por qué la FGR, la Contraloría General de la República (CGR), el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), así como el MININT y sus demás órganos correspondientes, no actúan en favor de esclarecer los hechos de corrupción? ¿Por qué las autoridades cubanas se empeñan en mantener el secretismo cómplice y partidista sobre esos inauditos?

El Dr. Fernández Palacios ante la represalia y desatención que ha recibido por parte de las autoridades cubanas en cuanto a sus graves denuncias, las ha llevado ante organismos internacionales. En la CIDH, está en trámites su denuncia radicada como la Petición P-1726-17 contra Cuba, por represalia, incluida fraude, malas prácticas y robo de sus documentos probatorios en los tribunales cubanos. Hoy la denuncia está registrada como el “caso 14226 contra Cuba ante la CIDH”.

El pasado 8 de abril la CIDH pasó su más reciente notificación al Dr. Fernández Palacios, y al mismo tiempo al Estado cubano. El organismo regional acusó recibo de las observaciones adicionales del jurista cubano e informó que el Estado cubano cuenta con cuatro meses para responder la denuncia. La misma incluye represalia, trato degradante, acoso laboral, despido ilegal, hostigamiento y mala práctica judicial; además del robo de escritos en el Tribunal Provincial Popular de La Habana, y fraude en el Tribunal Supremo Popular según refiere la denuncia.

El secretismo y la falta de transparencia sobre la corrupción y malas prácticas gestadas desde las altas esferas gubernamentales, es un mal que afecta a toda la población y al desarrollo del país en general. Es sumamente necesario exigir transparencia al régimen sobre estos hechos, divulgarlo y hacerlos ver. Así cada día menos cubanos serán víctimas de la desinformación, manipulación, tergiversación, adoctrinamiento político-ideológico, del abuso y la represión a la que es sometida la población por el propio PCC y sus funcionarios afines.

Jesús Silva

En 2011, se tituló de capacitación general en periodismo por la Universidad Internacional de la Florida. Se desempeña como periodista y activista político y de DDHH. Ha laborado para varios medios de prensa como las antiguas revistas socio-culturales Renacer, Rayito de luz (revista infantil), Nuestra Voz (Semanario noticioso). Trabajó durante 5 años para el medio de prensa Panorama Pinareño, en el que se desempeñó como periodista, redactor y editor. Ha trabajado como bloguero del portal Cuba Te Cuenta en los ciclos noviembre 2019 - junio 2020 y octubre 2020 - junio 2021. Es activista defensor de Derechos Humanos del OCDH. Es editor y articulista del sitio CubaCID y actualmente dirigente del CID en Pinar del Río.

Comentario

Facebook

Suscribete al Newsletter

Síguenos

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.