Cuba te Cuenta

La contaminación del medio ambiente y la apatía gubernamental

La contaminación del medio ambiente es un problema real que afecta a toda la población. Su magnitud se puede observar principalmente en las comunidades que son víctimas del abandono y el descuido por parte del Estado.

En Cuba, los temas relacionados con el cuidado y la protección del medio ambiente se han mantenido en un segundo plano durante mucho tiempo. Otras “necesidades” son motivo de la mayor preocupación del Gobierno; pero este hecho no indica que sea de menor importancia o no deba ser objeto de atención.

La contaminación del medio ambiente es un problema real que afecta a toda la población. Su magnitud se puede observar principalmente en las comunidades que son víctimas del abandono y el descuido por parte del Estado.

La acumulación de basura y los micro-vertederos en zonas residenciales son un problema latente, sin embargo, por ser tan común resulta muchas veces obviado. A esto se le añade el mal funcionamiento de los alcantarillados, lo que propicia que las aguas albañales se encuentren corriendo por las calles y en muchos casos van a parar a ríos o arroyos ocasionando su contaminación; además de contaminar altamente el aire que se respira.

Existen entidades estatales que tienen la responsabilidad de cumplir con las tareas de limpieza y saneamiento como son la Empresa de Servicios Comunales y la Empresa de Acueductos y Alcantarillados. Sin embargo, la labor de estas, muchas veces se limita solo a las ciudades cabecera, y su  trabajo es muy superficial.

No cuentan con los recursos necesarios para realizar acciones como la sustitución del sistema de alcantarillado que se encuentra en gran deterioro. A ello se une la falta de contenedores con tapas para arrojar los desechos, y el olvido de las empresas encargadas en las recogidas sistemáticas de los vertimientos de basura.

Todo esto trae consigo que la basura y las aguas residuales se acumulen en aceras y contenes cerca de las viviendas durante semanas; atrayendo todo tipo de insectos y roedores, los cuales por la cercanía, pasan a los hogares llevando consigo enfermedades que luego transmiten a los humanos.

Aunque este problema no termina ahí. Cuando por fin es recogida la basura, hecho que puede durar entre dos semanas, un mes y hasta más de un mes; es llevada a vertederos, que muchas veces se encuentran muy cerca de las comunidades. Lo que provoca que cuando toda esa cantidad de desechos son quemados, el humo tóxico se propague por todos los lugares llegando a las viviendas, afectando al aire que respiran todos los residentes.

El problema de la acumulación de basura ocurre en todas las comunidades, repartos, consejos populares y barrios del país. Es uno de los males más denunciados por la población, debido a los daños que provocan el estancamiento de desechos sólidos y el correr de aguas albañales entre las comunidades y hogares. Donde la fetidez se vuelve insoportable mientras es prácticamente obligado convivir en ese estado; ya que los organismos responsables no hacen las recogidas con regularidad.

Es muy común ver incluso animales muertos, varios días después de arrojados en micro vertederos, en estado de descomposición, desprendiendo fetidez que a su vez contamina el aire que después tienen que respirar niños, mujeres y ancianos.

Las instituciones estatales responsables de solucionar estos males se enfocan con mayor interés en exigir a los trabajadores de comunales, barrer las aceras y podar las partes verdes colindantes a las carreteras céntricas.

No asisten a sus trabajadores con herramientas e instrumentos  para trabajar, como una vestimenta y calzado adecuados para esa función, no les ofrecen medios de protección ni les paga un salario digno de esa labor. Tampoco disponen de suficientes carros para la recogida de basura, esto provoca que  muchas comunidades deben esperar que desde la provincia envíen un vehículo adecuado para la función  lo cual puede extenderse entre una o dos veces por mes. Ante la demora en la recogida de basura por parte de dichas empresas, muchos vecinos optan por solucionarlo por medios propios, utilizando carros de caballos u otras soluciones alternativas pero que al final no cuentan con las condiciones para dicha tarea y solo es una solución parcial .

Los organismos responsables de estas tareas de limpieza y saneamiento se esmeran en el cuidado y mantenimiento de espacios que son utilizados para el desarrollo de actividades políticas, dándole así máxima prioridad. Mientras tanto, dejan en un último plano las áreas donde permanecen los depósitos de basura en las comunidades que afectan a la población directamente y que además afean el entorno y contaminan el medio ambiente. Por si fuera poco, ignoran las miles de quejas y denuncias que presentan muchas familias mediante delegados a las instancias estatales sobre estos hechos.

Zaray Fernández

Periodista independiente y delegada del partido Cuba Independiente y Democrática (CID) en Pinar del Río. Colaboró como periodista ciudadana para el medio de prensa Panorama Pinareño durante 3 años.

Comentario

Facebook

Suscribete al Newsletter

Síguenos

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.