Cuba te Cuenta

“Revolución a la mentira” y la irónica continuidad

Así Fidel inició lo que bien podemos llamar la “Revolución a la mentira”. En breve, comenzó a sembrar el terror, la intimidación, la división y el desamor entre la población.

Desde el inicio de la “Revolución castrista”, el dictador Fidel Castro Ruz, comenzó una larga tradición de mentiras con el fin de manipular al pueblo a su antojo. La tradición fue seguida por su hermano Raúl; y en la actualidad por Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez. En su conjunto han jugado con las aspiraciones y sueños de todos los cubanos.

Así Fidel inició lo que bien podemos llamar la “Revolución a la mentira”. Su estrategia comenzó con promesas como que: elevaría el estándar de vida del cubano, incluso superior al de Estados Unidos y otros países capitalistas. Convertiría a Cuba en el país más próspero de América, entre otras cosas. Prometió que no habría comunismo, sino garantías para la libertad de reunión, expresión, prensa y otras más. Aseveró el restablecimiento de todos los derechos y libertades, la no permanencia ilimitada en el poder, el restablecimiento de la Constitución de 1940, entre otras promesas.

En breve tiempo, comenzó a sembrar el terror, la intimidación, la división y el desamor entre la población. Llevó a cabo todo lo contrario a lo que había prometido; pues ya estaba en el poder.

Décadas después le sucedió Raúl Castro Ruz, su hermano; una de sus primeras promesas fue: Hay que borrarse de la mente eso de los siete años; llevamos 50 años diciendo que hasta los siete años. Hay que producir leche para que se la tome todo el que quiera tomarse un vaso de leche, porque hay tierra para producirla. Prometió alta producción de alimentos y su permanencia en las tiendas. Mercados y agro mercados abastecidos; altas producciones para beneficio de la población de todo lo que se produce en el país.

Cumplió con que todo siguiera igual y peor que antes. La leche sigue siendo un gran problema para las familias, sobre todo para quienes tienen hijos pequeños, ancianos o enfermos en sus hogares. Altas dosis de represión además de la falta de alimentos y la no liquidez monetaria del cubano, fueron sus mayores logros de gestión; siendo la “continuación exacta”, en modelo, a su hermano que lo antecedió.

En la actualidad, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, quien se ha hinchado con sus promesas siguiendo el mismo discurso de “continuidad” de ideología y sistema de sus dos antecesores. Esta vez con varios ejemplos como el guarapo, afirmando que es Cuba el mayor productor de caña de azúcar. Hace poco, su otra promesa fue la muy mencionada “limonada”, alegando que ésta “era la base de todo; entre otros disparates.

Díaz-Canel ha afirmado que en Cuba se van a elevar los niveles de producción ganadera, y con ello beneficiar el consumo nacional, para lo cual, según él, cuenta con “cerca de 36 millones de euros”. Prometió que se venderían automóviles para que “cualquier cubano pueda adquirir su carro”; y que para ello se bajarían los precios, y se irían subiendo los salarios paulatinamente.

Como resultado de todo lo dicho hasta la fecha no hay guarapo, limones, leche, ni mucho menos carne. Los salarios sufrieron una subida que con el drástico aumento de precios se colocaron en niveles más bajos de como estaban antes. Los autos del discurso demagógico fueron dispuestos a ser vendidos en MLC, la nueva moneda creada por el régimen, con la que ningún trabajador cubano es retribuido salarialmente. Los precios de estos vehículos aún siguen exageradamente elevados, por lo que ningún trabajador común podrá ni siquiera soñar.

Promesas incumplidas durante más de seis décadas, y el pueblo continúa en la misma situación de miseria y atraso generalizado. Un mismo guion seguido por dos mandatarios “procastristas”, defensores del comunismo y el socialismo; que lejos de solucionar los problemas y necesidades de la población, han destruido a Cuba y mentido descaradamente. Los tres han coincidido dándole al pueblo todo lo contrario a lo prometido.

Sus mayores logros han sido la represión, el hostigamiento, la falta de garantías legales, y las violaciones sistemáticas a los derechos y libertades naturales de su pueblo. Por otra parte, ha dolido la permanencia de ellos en el poder, mucho más tiempo de lo que nos prometieron estar. Prevalece a lo largo y ancho del país un notable aumento en los niveles de pobreza, hambruna y miseria en las familias cubanas.

Esa ha sido la perfecta “Revolución de la mentira”, servida como plato predilecto e impuesto por cada seguidor de la ilusion socio-comunista. Un modelo que ha sido dañino no solo en Cuba, sino para todas aquellas naciones que lo han adquirido como sistema político y de administración pública. Pecan fatalmente quienes por ignorar yerren. Es de donde debemos salir los cubanos, y otros pueblos deben cuidarse de no caer en su trampa.

Cuba es el ejemplo perfecto que debieran tomar otras naciones para no dejarse embaucar por las trivialidades y amañadas propagandas de los lobos izquierdistas, comunistas, o socialistas; que disfrazados de ovejas endulzan las percepciones de los pueblos, para luego pisotearlos. De esta forma destruyen sueños, esperanzas y países enteros. Vulneran la esencia lógica de desarrollo de cada ser humano, y lo pudre con pesadillas y precariedades.

Jesús Silva

En 2011, se tituló de capacitación general en periodismo por la Universidad Internacional de la Florida. Se desempeña como periodista y activista político y de DDHH. Ha laborado para varios medios de prensa como las antiguas revistas socio-culturales Renacer, Rayito de luz (revista infantil), Nuestra Voz (Semanario noticioso). Trabajó durante 5 años para el medio de prensa Panorama Pinareño, en el que se desempeñó como periodista, redactor y editor. Ha trabajado como bloguero del portal Cuba Te Cuenta en los ciclos noviembre 2019 - junio 2020 y octubre 2020 - junio 2021. Es activista defensor de Derechos Humanos del OCDH. Es editor y articulista del sitio CubaCID y actualmente dirigente del CID en Pinar del Río.

Comentario

Facebook

Suscribete al Newsletter

Síguenos

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.