Cuba te Cuenta

El dólar en Cuba: las verdaderas razones detrás de las nuevas medidas

Todo indica que el objetivo real es recoger todos los dólares que tiene la población, y controlar absolutamente el flujo de esta moneda y las remesas en dólares que envían las familias desde el exterior

El pasado 10 de junio el régimen cubano dio a conocer en el espacio televisivo Mesa Redonda, que oficialmente aplicaría la Resolución 176/2021, suspendiendo indefinidamente los depósitos en efectivo de dólares estadounidenses (USD) en todas las unidades bancarias cubanas.

De ese modo, se reconocía que sus arcas estatales se encontraban “colmadas de USD que no pueden utilizar”. Todo esto después que la administración cubana llevara más de un año afirmando que padecía de una profunda falta de liquidez financiera y monetaria.

Muchas personas quedaron perplejas luego del anuncio de esta medida, que oficialmente entra en vigor a partir del 21 de junio. Ello ha generado pánico y preocupación entre los ciudadanos de la isla, quienes por la inesperada noticia, no dejan de reaccionar en espacios públicos y a través de las redes sociales. Sucede que el país, a partir de la crisis financiera que la ha azotado después del triunfo del castrismo en 1959, ha hecho una dependencia de las remesas familiares, y por ende la preocupación es lógica porque la mayoría de ellas proceden de los Estados Unidos.

Según el régimen, “ante los obstáculos que impone el bloqueo económico de Estados Unidos para que el sistema bancario nacional pueda depositar en el exterior el efectivo en dólares estadounidenses que se recauda en el país, se ha adoptado la decisión de detener temporalmente la aceptación de los billetes de esa moneda en el sistema bancario y financiero cubano. Además, certificó que la duración de la medida dependerá de la eliminación de las restricciones que impiden el normal funcionamiento de los procedimientos de exportación de la moneda estadounidense.

También se indicó que la nueva medida no prohíbe que las cuentas en dólares se sigan alimentando por medio de transferencias. Tampoco afecta la operatoria de los depósitos en efectivo de otras divisas libremente convertibles aceptadas en Cuba, las que podrán continuar realizándose sin ninguna limitación; “por el momento”.

Así se ha informado durante la Mesa Redonda en la que se ofreció esta información a la población en la voz de Marta Sabina Wilson González, Ministra Presidenta del Banco Central de Cuba (BCC); Yamilé Berra Cires, Vicepresidenta del BCC; y Carlos Fernández de Cossío, Director General de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba.

Todo indica que el objetivo real es recoger todos los dólares que tiene la población, y controlar absolutamente el flujo de esta moneda y las remesas en dólares que envían las familias desde el exterior. Con el fin de dirigirlas a atender las necesidades de las empresas del conglomerado militar GAESA, la Seguridad del Estado, y el agujero del déficit fiscal que no para de crecer.

Es una falsedad el argumento de que a Cuba le resulta cada vez más difícil encontrar instituciones bancarias o financieras internacionales dispuestas a recibir, convertir, tramitar o procesar el efectivo en moneda estadounidense, como resultado de los efectos extraterritoriales del “bloqueo” y de las medidas adicionales adoptadas por Estados Unidos.  La realidad es que la desconfianza de las entidades financieras exteriores es cada vez más evidente, debido a los impagos de las deudas del régimen cubano con sus compromisos internacionales. Esa sí es una realidad más creíble que se niegan a reconocer públicamente ante su población.

Al respecto el economista Elías Amor afirmó: “lo mejor es conservar los dólares a buen recaudo de la avaricia estatal. Esas medidas constituyen una forma de limitar el acceso de la gente a las tiendas que venden en MLC; lo que resulta necesario teniendo en cuenta que el peso cubano va a continuar perdiendo valor en el mercado informal”.

También Dianelys Hernández, una economista cubana, aconsejó a los conciudadanos que tienen dólares en efectivos guardarlos ‘bajo el colchón’ y esperar a que las aguas tomen su nivel. “Es mejor depositar en tarjetas de MLC solo la cantidad suficiente que piensan utilizar en esas tiendas para sus compras de víveres, equipos, etc. Depositarlo todo, va a ser un grave error que van a cometer muchas familias cubanas. El dólar no está devaluado, sin dólares usted no puede viajar, ni pagar un hotel. Piensen con calma las cosas, no se vuelvan locos”.

A todo lo dicho anteriormente hay que sumar la creciente necesidad de adquirir alimentos, que solo se pueden encontrar en las tiendas por MLC. Ello ha sido un detonante para que muchos cubanos acudan de inmediato a los bancos para depositar los USD en sus tarjetas, ya que es la única manera factible de conseguir algo de comida en esa red de tiendas estatales.

Por su parte, el reconocido economista Manuel Milanés también habló sobre el tema: Lo que ellos quieren es, respecto a los residentes fuera, que antes de ir para Cuba depositen los dólares en sus cuentas en el exterior. Tienen su juego de monopolio en Cuba, donde imprimen billetes que no tienen ningún valor, pero el dinero real se queda fuera, con el que compran sus cosas y adquieren materiales para seguir construyendo hoteles que es precisamente lo que les interesa, no la leche de los niños. No quieren que haya dólar circulante en el país, sino controlar todo el dólar que pueda tener cualquier cubano”, aseguró.

Además cuestionó: “¿Qué pasa con los dólares que ya tienen en el banco? ¿Por qué no le dicen a todos los que tienen dólares depositados; vengan que se los vamos a devolver porque no tenemos dónde depositarlos? ¿Por qué crear esta estampida de que todo el que tenga dólar, deba salir corriendo a depositarlo, a regalárselo a ellos, porque dicen que no tienen dónde depositarlo? ¿Qué van a hacer con esos dólares que reciban en estos días, si ningún banco internacional lo acepta? ¿Por qué quieren recoger los dólares en efectivo dentro de Cuba? ¡Abran los ojos! Ellos están retirando el dólar de la circulación de Cuba, porque le temen. Quieren sacar el dólar de las calles para que no impere en Cuba y les dé un golpe de Estado porque no lo han podido controlar”.

Jesús Silva

En 2011, se tituló de capacitación general en periodismo por la Universidad Internacional de la Florida. Se desempeña como periodista y activista político y de DDHH. Ha laborado para varios medios de prensa como las antiguas revistas socio-culturales Renacer, Rayito de luz (revista infantil), Nuestra Voz (Semanario noticioso). Trabajó durante 5 años para el medio de prensa Panorama Pinareño, en el que se desempeñó como periodista, redactor y editor. Ha trabajado como bloguero del portal Cuba Te Cuenta en los ciclos noviembre 2019 - junio 2020 y octubre 2020 - junio 2021. Es activista defensor de Derechos Humanos del OCDH. Es editor y articulista del sitio CubaCID y actualmente dirigente del CID en Pinar del Río.

Comentario

Facebook

Suscribete al Newsletter

Síguenos

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.