Cuba te Cuenta

Verano 2021, el peor período para la juventud cubana

Este 2021 muestra para los jóvenes cubanos una panorámica diferente, las limitaciones para el disfrute desde instalaciones recreativas, centros nocturnos, de gastronomía y los servicios; cierran sus puertas en casi toda la isla.

Como cada año el verano es uno de los períodos más esperados por la juventud cubana. Es la etapa preferida para descansar luego de meses de estudios, entrega y sacrificios. Es la época del año propicio para salir, recrearse, compartir, encontrarse con amigos, aventuras, romances y hasta viajes de imprevisto dentro y fuera del país.

Este 2021 muestra para los jóvenes cubanos una panorámica diferente, las limitaciones para el disfrute desde instalaciones recreativas, centros nocturnos, de gastronomía y los servicios; cierran sus puertas en casi toda la isla. El hogar, la familia y nuestra comunidad más cercana, se convierten en la única alternativa para vivir el verano.

Una vez más el Estado muestra su falta de visión y de prever oportunidades para niños, adolescentes y jóvenes. Vivimos tiempos de desesperación desde el más pequeño hasta el más grande producto a la monotonía, la falta de oportunidades y alternativas de recreación, que desde el hogar se puedan disfrutar. La radio y la televisión, podrían ser motivación, pero las reiteradas novelas vistas una y otra vez, las mismas series, programas, y musicales, hace más aburrida la jornada.

Las medidas tomadas se entienden como métodos para la prevención y control de la pandemia, pero la carencia de iniciativas y políticas públicas por parte del gobierno para equilibrar la situación emotiva, psicológica y social de la población se hace cada vez más aguda. Entonces nos corresponde a nosotros mismos de manera individual, ser pensantes de soluciones y vías para desde casa y en situaciones muy atípicas, encontrar la solución para propiciar un mejor momento.

La innovación en la cocina con los pocos recursos y alimentos que tenemos, grabar series, novelas, musicales, películas, documentales, ejercicios físicos, escuchar música, leer un libro, sacar los papeles viejos que guardamos en las gavetas, dedicarle tiempo a las costuras, darle mantenimiento al hogar, sembrar plantas, dedicarle tiempo a nuestra salud con remedios caseros, embellecer nuestro cuerpo y dedicarle tiempo al estudio hasta de idiomas, explotar las redes y gastar cuantos megas tengamos; son algunas de las opciones que, desde el hogar, podemos buscar para pasar con mejores vibras las tendencias de esta pandemia.

Debemos dejar los sueños para cuando las realidades sean más sanas. Cuando podamos hacer de otro verano, un encuentro de fantasías, recreación, diversión, aventuras y brindis. Rodeados de una gustada cerveza, y tener a nuestra naturaleza como principal servidora de riquezas espirituales. Hacer nuestras las playas, montañas, ríos, en fin, la flora y fauna, llenando el cuerpo y el alma, de buenas energías.

Juan Miguel Fernández

Coordinador del proyecto de comunicación independiente Palabras Abiertas y Cuba Comenta. Bloguero y periodista independiente. Auditor de profesión.

Comentario

Facebook

Suscribete al Newsletter

Síguenos

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.