Cuba te Cuenta

Sociedad Civil cubana: El régimen solo se sostiene a través del terror

Como dijo Mahatma Gandhi, “cuando una ley es injusta, lo correcto es desobedecer”. Y es exactamente lo que ha respondido la sociedad civil independiente. Pese a la negativa, el grupo Archipiélago aseguró que el 15 de noviembre habrá marcha pacífica.

Imagen tomada de redes sociales. (Manifestación popular del 11 de julio)

Las cartas están echadas sobre la mesa. Sí, este martes, el régimen cubano tuvo que pronunciarse sobre la Marcha Cívica por un Cambio de Sistema, aunque denegó el permiso para su realización; prevista para el próximo 15 de noviembre, organizada por el grupo Archipiélago.

La respuesta fue enviada en una carta al dramaturgo Yunior García Aguilera, donde el Intendente del Consejo de la Administración de La Habana Vieja aseguró que la iniciativa viola el artículo 45 de la Constitución, que señala: “el ejercicio de los derechos de las personas solo está limitado por los derechos de los demás. La seguridad colectiva, el bienestar general, el respeto al oren público, a la Constitución y a las leyes”

Cuba te Cuenta conversó con algunos actores de la sociedad civil cubana, que han brindado su apoyo a la convocatoria, y consideran que La Habana solo ha tomado el camino que conocen, el de la confrontación y la violencia.

“Como ciudadano cubano siempre apoyaré el derecho que tienen los cubanos de manifestarse como un ejercicio básico de su condición como actor de su realidad. Sin embargo, en estas circunstancias el régimen ha demostrado su lejanía con la realidad en que vive la sociedad. Y ha tomado el camino que sólo ellos entienden y es la vía de la violencia. Frente al civismo la dictadura apuesta por la confrontación” lamentó Víctor Dueñas, promotor de Cuba Decide, que reside en Holanda.

Otro de los promotores de la iniciativa, Yunier Suárez, agregó: “El régimen ni siquiera está echando un pulso con la sociedad civil. Hace unos años, hubiese liberado presos políticos o usado algún otro ardid para liberar presión. Hoy no lo hace, hoy va directo a la amenaza violenta como única forma de resolución de conflictos, lo cual indica no sólo debilidad en el poder gubernamental, sino también la incapacidad y el miedo que tiene la dictadura”.

Para Suárez, el sistema comunista en la isla, solo se mantiene en el poder a través del terror: “La dictadura de los hermanos Castro, ahora teledirigida a través de su caudillo Miguel Díaz-Canel Bermúdez, cayó hace rato; su desmoralización además de las constantes malas prácticas de todo tipo, la derrumbaron públicamente. Ahora sólo falta que los ciudadanos los saquen del poder y ellos lo saben. Por eso es tan inevitable que tengan miedo a ese escenario, el de la ciudadanía exigiendo el cambio de sistema y su salida del poder” culminó el joven cubano que vive en Bilbao.

“Son una junta militar que mantiene el poder por la fuerza y ante cada pedido de libertad del pueblo dan órdenes de combate y lanzan tanto a fuerzas militares como paramilitares a la calle” condenó el pastor Mario Félix Lleonart.

“No obstante, como inevitable fue el 11J inevitable serán un 15N o un 20N, aunque la fecha real en que ocurra puede ser incluso hoy, o mañana mismo, ya que el 11J inició un proceso que sigue marcha y no va a terminar hasta el desplome total de la dictadura” afirmó el destacado activista por los derechos humanos, que dirige el Instituto Patmos.

Esta reacción de La Habana no sorprendió a nadie, pero sin lugar a dudas fueron obligados, desde la no violencia, a legitimar la protesta, y reconocer que en diversas ciudades del país, se había solicitado permiso para dicha acción. Muchos lo consideran una primera victoria, ya que en días anteriores, para evitar mencionar el tema, la cúpula alertó en televisión nacional que una jornada de “ejercicios militares“, tendría lugar en los días 18 y 20 de noviembre. ¿Coincidencia? No, en lo absoluto. Justamente el 20 noviembre, habría sido la primera fecha escogida por Archipiélago para salir a marchar.  Ante esto, decidieron adelantarla, para evitar confrontación.

“Cuando la primera fecha era el 20 anunciaron un ejercicio de movilización del ejército para evitar decir públicamente que no permitirían la protesta. Luego al cambiarse la fecha no les quedó más remedio que decir explícitamente que ese tipo de protestas estaban prohibidas en Cuba por carácter constitucional. Han acudido a un artículo que prohíbe cualquier ejercicio de derechos y libertades que vayan contra los principios del socialismo. Esto demuestra los privilegios de un grupo político por encima del pueblo y hace legal la represión política en la isla” dijo Carlos Amel Oliva, uno de los representantes de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) en el exilio.

Al respecto, la también activista de la UNPACU Katherine Mojena expresó que considera muy inteligente todo el civismo con el que se ha manejado la convocatoria.

“Una marcha pacífica de ciudadanos cubanos, donde como primer paso se notifica a las autoridades y que es rechazada por considerarse ilícita, demuestra una vez más en las propias palabras del régimen que Cuba está en manos de una dictadura. Lo han dicho ellos, el derecho a manifestarse es reservado para el PCC. Y la decisión del Partido es muy coherente con el nivel de represión y terror que han incrementado desde el 11 de julio. Las peticiones fiscales para los manifestantes son de hasta más de 10 años de prisión, las calles cubanas han sido militarizadas, las familias amedrentadas y todo esto en medio de una profunda crisis de escala humanitaria. Esperamos que en este contexto la comunidad internacional abandone su postura tibia, y se decida a apoyar definitivamente al pueblo cubano” sentenció Mojena.

Mahatma Gandhi decía: “cuando una ley es injusta, lo correcto es desobedecer”. Y es exactamente lo que ha respondido la sociedad civil independiente. Pese a la negativa, el grupo Archipiélago aseguró que el 15 de noviembre habrá marcha pacífica.

“El Estado de Derecho en Cuba era una ficción insostenible. Ahora tenemos la certeza de que, en dictadura, la Constitución es letra muerta, o simplemente un verso al estilo ‘Centuria’, de Nostradamus, donde cada lector interpreta lo que quiere, hasta que un sumo sacerdote lo desmienta” dijo Aguilera en su perfil de Facebook.

“Nos vemos el 15 de noviembre. Ya no les temo a los camiones de basura, a los ‘camisas negras’, a los palos que exigen en cada centro de trabajo, ni a la dictadura. Y sí, ya uso la palabra DICTADURA. Hay palabras que no te atreves a mencionar hasta que las ves desnudas, frente a ti, como hoy” culminó.

Ernesto Oliva

Activista de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) y promotor de Cuba Decide.

Comentario

Facebook

Suscribete al Newsletter

Síguenos

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.