Cuba te Cuenta

Cuba: La derrota del régimen ante la convocatoria del 15N

Prohíben y reprimen a sus ciudadanos, que pretenden ejercer un derecho humano, que intentan pedir un cambio necesario, vistiendo de blanco, portando únicamente una rosa blanca y recitando los versos del apóstol nacional. Así, antes de llegar el día esperado, la dictadura trazó su gran derrota.

(Collage de fotos tomadas de redes sociales)

Desde el pasado 11 de julio, la máscara del régimen cubano terminó de caer ante el mundo. La orden de combate fue dada en televisión nacional; y con perros, golpes y tiros, los militares sofocaron manifestaciones pacíficas sin precedentes, que en cuestión de horas se extendieron por todo el país.

Esa violencia desmedida, utilizada para callar gritos de libertad, no terminó ese día. Las jornadas posteriores en Cuba fueron de terror para todos los que salieron a la calle, para sus familiares, amigos y vecinos. En la actualidad, más de 600 personas continúan tras las rejas injustamente.

Sin embargo, las protestas, a menor escala, pero más continuas no han cesado en la isla. Y es que los motivos por los cuales cientos de miles de cubanos salieron a marchar en más de 50 puntos del país, permanecen intactos. La falta de derechos y libertades, alimentos, de medicamentos e insumos básicos; las muertes por falta de medicamentos en los hospitales, y la represión de la cúpula en el poder, están a la orden del día.

Hace unos meses, un grupo llamado Archipiélago, compuesto por cubanos de diferentes posicionamientos políticos, solicitó en varias provincias, autorización para realizar marchas pacíficas, primeramente, el 20 de noviembre; luego adelantada cinco días antes.

Pero las respuestas, para nada inesperadas de La Habana, no demoraron. Primero, anunciaron una jornada de ejercicios militares para los días en que estaban previstas las protestas. Luego, comenzaron con sus acostumbrados métodos represivos como intimidación, hostigamiento, detenciones, cercos policiales, multas, expulsión de centros de trabajo y hasta la absurda prohibición de usar el blanco; color con el cual se identificarán los manifestantes en la isla.

Sin dejar de mencionar, el fusilamiento mediático en los medios de comunicación oficialistas hacia los organizadores y participantes del 15N; negándoles el derecho a réplica.

Pero en los últimos días, la dictadura encabezada por Miguel Díaz Canel y Raúl Castro, reforzó sus mensajes de odio y violencia con supuestos ejercicios militares que fueron llevados a cabo en varias partes del país, donde mostraban armas y palos en un acto de “reafirmación revolucionaria”.

Durante el fin de semana, varios activistas denunciaron detenciones, citaciones a entrevistas con las policías y amenazas y advertencias. Al equipo de la agencia de noticias EFE le fue retirada la acreditación de prensa.

Todo este circo, terrible y peligroso, pero circo al fin de payasos y marionetas que repiten la misma función gastada, da la justa medida que el 11 de julio la dictadura se tambaleó y su permanencia pende de un hilo. No es posible concebir de otra manera el hecho de que un grupo en el poder que dice .-mintiendo- hasta el cansancio que los violentos son otros, prohíban y repriman a sus ciudadanos, que pretenden ejercer un derecho internacional, que intentan pedir un cambio necesario, vistiendo de blanco, portando únicamente una rosa blanca y recitando los versos del apóstol nacional. Así, antes de llegar el día esperado, la dictadura trazó su gran derrota.

Mientras tanto, una ola de solidaridad se ha suscitado fuera de Cuba con los cientos de miles de cubanos que tomaron las calles el 11 de julio, con todos los presos políticos y los que han considerado salir nuevamente este lunes 15.

No solo de senadores y congresistas de Estados Unidos que siempre se posicionan del lado justo, del lado del pueblo; también de países y organizaciones de derechos humanos que de una u otra forma anteriormente coqueteaban con el régimen.

Además, hoy 14 de noviembre, los cubanos exiliados se han convocado en al menos 120 ciudades de diferentes partes del mundo para acompañar a los compatriotas de dentro de la isla. Incluso, la coordinadora de la plataforma de Cuba Decide, Rosa María Payá anunció que planea viajar este 15 de noviembre a Cuba a observar las protestas cívicas, visitar los presos políticos en las cárceles y visitar hospitales.

Esta misión humanitaria está conformada también por eurodiputados, el influencer Alexander Ota Ola, y otros cubanos.

En cuanto al dramaturgo Yunior Garcia, uno de los rostros más visibles del grupo Archipiélago, anunció durante esta última semana que adelantaría su marcha para este domingo. Desde horas tempranas, turbas castristas se amontonaron frente a su vivienda, y militarizaron la zona.

 “La seguridad del Estado tiene asediada mi casa. Agentes de civil han tomado mi calle y agredido a un grupo de periodistas. Saldré de todos modos, aunque seguramente van a detenerme

El dramaturgo convocó a los cubanos a iniciar un gran aplauso por la libertad como soberanos a las tres de la tarde y desde cualquier rincón de las calles o de las casas en toda la isla.

 

 

Ernesto Oliva

Activista de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) y promotor de Cuba Decide.

Comentario

Facebook

Suscribete al Newsletter

Síguenos

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.