Cuba te Cuenta

Apagones en Cuba: un cuento sin fin

Los cubanos manifiestan descontento con las autoridades debido al aumento de los apagones, en medio de una profunda crisis de escala humanitaria que atraviesa el país.

(Imagen tomada de internet)

El pasado viernes arribó a Cuba una nueva central flotante para la generación de electricidad, que, en teoría, permitirá sumar 130 megavatios (MW) de potencia al Sistema Eléctrico Nacional, de acuerdo con información ofrecida por el director técnico de la Unión Eléctrica, Lázaro Guerra Hernández. La misma se conectará desde la Bahía de La Habana, y con su funcionamiento se prevé la disminución del déficit de las capacidades de reserva que continúa provocando afectaciones y cortes programados del servicio en el país.

Dicha central pertenece a la compañía Karpowership Holding que es parte de Karadeniz Energy Group, un grupo empresarial que desde 2018 firmó un Acuerdo de Servicio con la isla para la generación de electricidad de 120 MW. Este nuevo convenio incluyó a Cuba en un grupo de nueve países con instalaciones flotantes para la producción de electricidad, además de ser el primero en América Latina.

No obstante, en este mismo contexto, la Unión Eléctrica Nacional (UNE) de Santiago de Cuba, advirtió, en su página de Facebook, sobre posibles apagones en la provincia durante los próximos días, como consecuencia de otra rotura en la unidad siete de la Central Termoeléctrica (CTE) “Otto Parellada” y la unidad cuatro de la “Diez de Octubre”.

“Se mantiene la organización con 6 bloques de desconexión del servicio eléctrico, con 4 horas de afectación aproximadamente. Reiteramos que esta planificación puede variar, pues todo esto estará en dependencia de las condiciones que existan en el SEN” informó la compañía.

Desde mayo, ya se reportaban apagones especialmente en La Habana y Santiago de Cuba, pero la situación se agudizó en julio y agosto porque en estos meses la demanda eléctrica es mayor, por ser los más cálidos. Mientras tanto, la causa esgrimida por la UNE para las afectaciones es la falta de reservas del sistema nacional, derivada de la salida o inoperatividad de unidades de varias termoeléctricas que requieren mantenimientos parciales.

“Mi casa está oscura, porque no hay fluido eléctrico, un día más sufriendo por más de cuatro horas, sin electricidad. Todo es una gran mentira” lamentó Ada Ibis Ladrón de Guevara madre de familia y residente en la urbe santiaguera.

La indignación de los cubanos ante esta crisis es cada vez mayor. En redes sociales llueven las críticas a la gestión estatal, en un escenario marcado por la una escasez aguda de alimentos y bienes de primera necesidad, y una inflación creciente, cuyo fin no se vislumbra en el corto plazo.

El panorama energético cubano ha sido afectado directamente durante la crisis generada por la Covid-19, debido a que la industria nacional es altamente dependiente de combustibles fósiles que se importan de otros países. Por tal motivo, ahora mismo la posibilidad más tangible de mejoría es la nueva central flotante, que abastecerá al SEN nacional por un período de cuatro años.

Al respecto, otro de los santiagueros afectados comentó: “Vamos a ver que tal con la planta que llegó. Espero que se solucione el problema de una vez y por todas, porque no es fácil la vida que lleva el cubano de a pie, sin comida, sin alimentos, ¿y también sin luz? Ya esto es demasiado”.

Debido a los masivos apagones, el pasado mes de julio se supo 12 pacientes fallecieron en el hospital Salvador Allende de La Habana, conocido como La Covadonga. En ese entonces, trabajadores de la institución confirmaron que la planta eléctrica no “arrancó” por un súbito corte eléctrico. Presuntamente estas personas eran pacientes de Civid-19 y estaban conectados a ventiladores pulmonares artificiales, en el momento del apagón. Según las fuentes, hasta ocho personas podrían haber muerto todos los días en dicho centro por la misma causa.

También, el pasado mes de septiembre varias provincias del país quedaron en completa oscuridad, por un apagón producido, supuestamente, por una oscilación en las líneas de transmisión de 220 mil voltios.

Haydée Hidalgo

Joven de Santiago de Cuba. Licenciada en Psicología Médica. Activista y miembro del Frente Juvenil de la UNPACU y promotora de la iniciativa ciudadana Cuba Decide.

Comentario

Facebook

Suscribete al Newsletter

Síguenos

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.