Cuba te Cuenta

Cuba golpeada por la escasez de medicamentos

Ante el desabastecimiento en las farmacias estatales, los cubanos intentan buscar otras vías para acceder a los medicamentos: grupos en redes sociales de donación, búsqueda e intercambio, comercialización de manera ilegal y por medio de encargos en el extranjero. Las “citas” se realizan casi siempre en los grupos de WhatsApp y Telegram, creados para el trueque de medicinas.

Desde el inicio de la pandemia de Covid-19, han escaseado en toda la isla los productos de primera necesidad tales como alimentos y medicinas. Los cubanos se han visto obligados a largas colas para adquirirlos o pagar el triple de su precio en el mercado negro.

A través de las redes sociales, periodistas y activistas independientes, han denunciado estas carencias y, entre los medicamentos, la falta de antibióticos, analgésicos y antihistamínicos, además de fármacos para la artritis, la diabetes, la hipertensión arterial y la escabiosis (sarna), una enfermedad contagiosa de la piel, que ha adquirido fuerza en el último año.

Ante el desabastecimiento en las farmacias estatales, los cubanos han buscado otras vías para acceder a los medicamentos: grupos en redes sociales de donación, búsqueda e intercambio, comercialización de manera ilegal y por medio de encargos en el extranjero. Las “citas” se realizan casi siempre en los grupos de WhatsApp y Telegram, creados para el trueque de medicinas.

El Estado es el culpable de que esta situación se agudizara, al no mantener estabilidad en las entregas de medicamentos básicos a la población. La mala gestión en este y los demás sectores, contribuye a que el personal encargado de elaborar, distribuir y comercializar estos productos, sean corruptos e ineficientes. En muchas ocasiones, son estas mismas personas las que ofician como revendedoras o facilitadoras de medicamentos en la ilegalidad.

Un triste ejemplo es el caso del doctor Franky Reyes, de 38 años y residente en Santiago de Cuba, denunciado a través de Facebook por su padre Francisco Reyes. Franky falleció en el hospital “Saturnino Lora” el pasado 31 de julio, por complicaciones derivadas de la Covid-19. Además de que no había oxígeno, a Franky no pudieron administrarle ningún tipo de antibiótico porque tampoco los había. También denunció el robo del teléfono móvil de su hijo fallecido, por parte del personal de salud que lo atendió. En un testimonio desgarrador, reiteró el maltrato que sufrió su familia en esta institución, y aún exige a las autoridades competentes una explicación de lo sucedido.

A pesar de que esta crisis ha sido reconocida por organismos oficiales, parece estar lejos de resolverse. Por otra parte, el gobierno cubano autorizó excepcionalmente y con carácter temporal, que los viajeros podían importar alimentos, aseo y medicamentos, libres de pago de aranceles. La medida, que tenía como fecha límite el 31 de diciembre, ha sido prorrogada hasta el 30 de junio de 2022. Se trata de un intento desesperado por suavizar la tensión que existe en el país, un modo de evitar el estallido social.

Sin dudas, no todo lo malo que sucede en Cuba es culpa del embargo impuesto por Estados Unidos como lo quiere hacer ver la cúpula del poder en la isla. También proviene de las trabas que las autoridades cubanas mantienen contra su mismo pueblo, en aras de frenar su desarrollo y mantenerlos dependientes de un sistema en total decadencia.

Arianna Ávila

Bloguera del portal Cuba te cuenta y activista independiente.

Ha participado en talleres y cursos con el frente juvenil de UNPACU. Ha colaborado en actividades y eventos auspiciados por IPL Perú para jóvenes de la sociedad civil Independiente.

En el 2015, recibió en Trinidad y Tobago formación sobre agencias de prensa. En el 2019, participó de la XII Edición del programa de formación democrática Universidad de la Libertad (UDL) en Perú.

Comentario

Facebook

Suscribete al Newsletter

Síguenos

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.