Cuba te Cuenta

Guantánamo: sin agua y entre ríos

Durante más de sesenta años, el régimen de Cuba ha experimentado disímiles fracasos en todos los sectores de la vida nacional. Fracasos debido a malas políticas por parte de los organismos y actores responsables de las implementaciones de las leyes.

El agua es uno de los temas de mayor problemática en la actualidad. Y en el oriente del país, en la ciudad de Guantánamo específicamente, la situación es bien complicada. Contradictorio, pues el nombre Guantánamo significa en lengua aborigen, “tierra entre ríos”.

La tierra del Guaso, como se le conoce popularmente por el río de igual nombre que la atraviesa, vive la crisis más grande de su historia en relación con el abastecimiento de agua. Una población que sobrepasa los quinientos mil habitantes, sufre la sequía y la falta de agua en todo el territorio. En los diez municipios de la provincia, el suministro de agua puede tardar hasta veintiún días, provocando el malestar y la falta de higiene en las ciudades y pueblo en general.

El pasado 3 de febrero, Antonio Rodríguez Rodríguez, presidente del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), visitó la provincia. En su estancia en territorio guantanamero, constató los serios problemas de sequía a niveles nunca vistos. También hizo un llamado al ahorro y, como no podía ser menos, culpó al bloqueo norteamericano.

Lejos de reconocer la realidad y buscar vías de solución, el directivo nacional de recursos hidráulicos solo justificaba la inacción del gobierno. Por supuesto, en esa visita nunca se tocó el tema de cuánto tiene que pagar un guantanamero de a pie, para poder llevar el agua a su casa. Tampoco el de la corrupción de los que trabajan para el Estado y cobran 1500 pesos por una pipa del preciado líquido.

La realidad de los guantanameros se complica aún más en el mes de mayo, cuando comiencen las lluvias primaverales. Mientras tanto, no se cumplirán ninguno de los planes agrícolas del Valle de Caujerí por falta de agua para regar y tributar a la alimentación de la población. Todos los embalses de la provincia se encuentran por debajo del 50 % de llenado; y la presa “Faustino Pérez”, que abastece a la ciudad, está en su nivel muerto.

¿Cómo podría cambiarse el panorama desfavorable de Guantánamo? Pudieran tenerse en cuenta algunas ideas para darle solución a los serios problemas que viven hoy los habitantes del oriente del país. Algunas de ellas pueden ser:

  • Reparar de inmediato las redes hidráulicas, que datan de más de 70 años.
  • Construir nuevas redes hidráulicas y trasvases con la finalidad de aprovechar las fuentes de abasto de la zona noroeste de la provincia.
  • Construcción de nuevos embalses y plantas potabilizadoras para la mejora de la calidad del agua.
  • Invertir en el sector hidráulico con nuevas tecnologías y darle la oportunidad al sector privado de ser un actor determinante en su desarrollo.

Estas son solo cuatro ideas que pudieran tenerse en cuenta para ayudar al pueblo de la más oriental del país y que se obtienen fácilmente si se le escuchara. Es también lo que se espera de un directivo nacional que, supuestamente, está al frente de un sector porque domina sus funciones. Justificar la realidad culpando a un enemigo, revela ignorancia. Solo pensando en el pueblo tendremos un mejor país y, al mismo tiempo, mejor calidad de vida, que es lo más apremiante en estos tiempos.

Henry Couto

Bloguero de Cuba te cuenta. Miembro de la organización Unión Patriótica de Cuba. Colabora con la ONG People In Need como observador, y monitorea sobre vulneraciones a los derechos humanos en el país. Colabora con los distintos espacios de Radio Martí en el programa Cuba al Día.

Comentario

Facebook

Suscribete al Newsletter

Síguenos

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.

Most popular