Cuba te Cuenta

Oposición cubana, una tarea pendiente

Por: Sam Lomonte

En nuestra historia más reciente contamos con valerosos hombres que han dado su vida o parte de ella para una causa casi necesaria desde hace más 60 años: liberar a Cuba de la dictadura. Activistas y opositores políticos como Oswaldo Payá, José Daniel Ferrer, Eliecer Ávila, Luis Manuel Otero Alcántara, Maikel Osorbo y Alex Otaola han dado lo mejor de sí en pos de la anhelada democracia.

Si bien son muchos los que disienten por estos días con la ideología del Partido Comunista de Cuba, aún es una tarea pendiente fortalecer a la oposición cubana. Muchos pequeños grupos opositores creados dentro de la isla, con agendas distintas, pero con un objetivo común, deben generar consensos, fortalecer liderazgos para lograr el principal objetivo de muchos cubanos: la libertad de Cuba.

Los opositores deben hacer frente a técnicas y tácticas de enfrentamiento por parte de la Seguridad del Estado cubana. Ellos hacen a través de cualquier acción lo mejor posible para desarticular a los grupos de la sociedad civil independiente. Desapariciones, arrestos arbitrarios, expulsiones de puestos de trabajo y universidad, multas, actos de repudio, decomiso y prisión son las acciones que enfrentan con valentía a diario los activistas. Todo ello con el propósito de reclamar por sus libertades y derechos.

En Cuba, no solo hace falta la ayuda de víveres, equipos tecnológicos, medicinas y ayudas financieras para aliviar la crisis en la que están sometidos los disidentes y el resto de los ciudadanos cubanos. También, se necesita de un apoyo contundente de la comunidad internacional, con fuertes medidas restrictivas y un claro pronunciamiento en contra de las barbaries cometidas por el régimen cubano.

Los cubanos hemos demostrado el pasado 11 de julio conciencia cívica. Fue emocionante ese acto democrático y espontáneo donde se vio reflejado tantos años de lucha de esos valerosos hombres y mujeres. Un pueblo mejor preparado e informado salió a la calle a luchar por sus derechos y libertades. Otra vez traicionado por esos hombres sin decoro que mencionó José Martí en su emblemática frase: “Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres…”.

Pese a la actitud hostil de la Seguridad del Estado, se puede decir que a los miles de ciudadanos cubanos no se les arrebató ese momento de gloria. El cansancio y el sometimiento por tantos años no fue motivo para exigir nuestras libertades y derechos. Sin duda ese día ganamos todos los cubanos, dentro y fuera de nuestra tierra. Recibimos oxígeno y fuerzas para seguir adelante ahora con más compromiso y energías, a fin de luchar por una Cuba para todos.

CubaTeCuenta

Comentario

Facebook

Suscribete al Newsletter

Síguenos

Don't be shy, get in touch. We love meeting interesting people and making new friends.

Most popular